Casi 22.000 nigerianos desaparecieron en la última década en atentados, secuestros y combates, la mayoría cometidos por la milicia yihadista Boko Haram, alertó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en un informe en el que reveló que es el país con más desaparecidos del mundo.

El CICR además indicó que seis de cada diez desaparecidos en ese país, es decir unos 13.200, eran menores cuando se produjo la desaparición. "La peor pesadilla de todo padre es no saber dónde está su hijo. Esta es la trágica realidad para miles de padres nigerianos, lo que los deja con la angustia de una búsqueda constante", aseguró el presidente del CICR, Peter Maurer, en un comunicado publicado después de una visita de cinco días al país africano, según la agencia de noticias EFE.

Maurer explicó que las desapariciones se dan en distintas situaciones: hay casos de familias separadas cuando están huyendo de un ataque, otros que son secuestrados por grupos yahidistas y otros que son detenidos ilegalmente.

"Las personas tienen derecho a conocer el destino de sus seres queridos, y se necesita hacer más para evitar que las familias se separen en primer lugar", agregó Maurer, quien se reunió con el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, y otros miembros del gobierno y de la sociedad civil para expresarles su preocupación.

El CICR trabaja en el noroeste de  Nigeria, la principal zona de acción de la milicia islamista, para rastrear a los desaparecidos y reunificar a las familias separadas. Sus esfuerzos han permitido resolver 367 casos desde 2013. Pero la violencia en  Nigeria no proviene solo de la milicia islamista Boko Haram, sino también del propio Estado que respalda las acciones de grupos paramilitares que usan a niños y niñas como soldados para combatir a los yihadistas.

La Fuerza Operativa Civil Conjunta (CJTF, por sus siglas en inglés) es una milicia que muchas veces pelea codo a codo con los militares nigerianos en su combate contra los islamistas. En mayo pasado, sus actividades quedaron expuestas en un informe de Unicef que reveló que casi 900 niños que integraban sus filas habían sido liberados en Maiduguri, en el noreste del país.

Tras la liberación, Unicef reveló que esos niños "han sido testigos de muertes, asesinatos y violencia" y que esa participación involuntaria les ha causado "serias implicaciones para su bienestar físico y emocional". En octubre del año pasado, la CJTF liberó a cerca de 900 niños como parte de un compromiso para la desmilitarización de los menores, después de que se conociera que entre 2013 y 2017 habían reclutado a más de 3.500. Muchos de ellos, fueron asesinados, violados o mutilados. Además de  Nigeria, Boko Haram realiza ataques en Camerún, Chad, Mali y Níger.

Ver más productos

Este es el lugar donde decapitaron al beato Guillermo Harrington.

La iglesia recuerda hoy al beato Guillermo Harrington

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

Hubo muy buena sintonía entre el Papa argentino y el presidente de la República.

Encuentro Alberto-Francisco: "La unidad es superior al conflicto"

Ver más productos