Todd Thesenvitz estaba pescando con su esposa e hija cerca de Clark, ciudad de Dakota del Sur, cuando atrapó un pez de gran tamaño con su anzuelo. Comenzó a forcejear para acercarlo al bote, pero cuando su esposa Marie se acercó con una red para capturar al animal, este realizó un movimiento repentino y se liberó, enviando el afilado anzuelo volando hacia el pescador.

Vi la plomada volando hacia mí como en cámara lenta”, relató Todd a KELO-TV. "Pensé que solo me había golpeado en el pecho, pero me di cuenta que estaba atrapada dentro de mí". La larga punta del anzuelo profesional había atravezado su pecho para alojarse entre dos de sus costillas, perforando su corazón.

El anzuelo que perforó el corazón de Todd, sin la parte de la punta que ingresó en su cuerpo.

Me moví para guardar la red porque ya no la necesitábamos cuando Todd gritó: '¡OH! ¡¡Mi pecho!!", escribió su esposa Marie en una publicación de Facebook. “Keanna y yo nos dimos vuelta, lo miramos y entramos inmediatamente en modo crisis". Keanna, la hija del matrimonio, es enfermera, y había decidido acompañar a sus padres en el viaje por casualidad.

Entrando en acción, la joven acostó a su padre en el piso de la embarcación y lo convenció de no retirar el anzuelo antes de tiempo. “Siempre que algo sucede, instantáneamente quieres sacártelo porque crees que eso ayudaría”, afirmó la joven al noticiero local. "Sabía lo serio que era. Realmente pensé que iba a perder a mi papá ese día".

Mientras Keanna intentaba calmar a su padre, Marie recolectó las líneas de pesca a toda velocidad y condujo el bote de regreso al embarcadero. Detrás del timón por primera vez, la mujer tardó 13 minutos en regresar a tierra, bajando la velocidad para no herir a su esposo: “Cada ola que golpeaba [el barco] lo hacía gritar de dolor, así que era estresante, pero sabía que Keanna se encargaría de él”, afirmó Marie.

De vuelta en el puerto, la llamada al 911 realizada por Keanna alertó a los servicios de emergencia. Cuando la embarcación de los Thesenvitz llegó a tierra, el lugar se había llenado de socorristas. "Voluntarios y oficiales pagados del condado de Clark llegaron con todo", escribió la mujer del pescador. "Ayudaron a aterrizar el bote y subieron a Todd a la ambulancia".

De haber retirado el anzuelo, Todd habría fallecido en 30 minutos, señalaron los cirujanos.

Según relató Keanna, los enfermeros en la ambulancia estabilizaron a su padre cortando el anzuelo y sujetando con cinta adhesiva la parte anclada en su pecho. Desde Clark, Todd fue trasladado en avión a la ciudad de Sioux Falls para una cirugía que le salvó la vida. “Parece que hay una probabilidad entre un millón de que todavía estás aquí con nosotros. Si lo hubiera sacado, dijeron que en 30 minutos definitivamente habría muerto”, relató el pescador.

"Le dije a mi esposa que deberíamos haber comprado algunos boletos de lotería ese día, sabes que nunca se sabe, pero esto es mejor que ganar la lotería", dijo Todd, quien continúa recuperándose. Su salud está en buenas condiciones, pero no podrá levantar nada que pese más de cuatro kilos. Tendrá algunas citas de seguimiento que le ayudarán a decidir cuándo puede volver al trabajo y cuándo podrá volver a pescar.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos