Una de las escenas más recordadas por los fanáticos de la película animada Ratatoille, quizás sea llegando al final, cuando el inspector de sanidad finalmente escucha las llamadas del chef Skinner para ir a hacer una visita al restaurante “Gusteau´s”. Al llegar, abrió inocentemente la puerta y se encontró con algo insólito: quienes cocinaban eran en realidad un grupo de ratas.

Esto se le habrá venido a la cabeza a más de uno, cuando recientemente se conoció que en la ciudad de Durango (México), una ex empleada de un local gastronómico lo denunció por una aparente plaga de cucarachas en la cocina.

Resulta que Jet Pilot, la señora en cuestión, se abrió una cuenta de Reddit, para hacer pública esta situación en su anterior lugar de trabajo. Allí, relato que dese hace un tiempo que era empleada de un lugar de comida rápida, donde sumó que recibía malos tratos, lo que a la postre, la llevó a renunciar.

"Al preparar unas enfrijoladas, notamos que había una cucaracha en la crema, el gerente con su mano la sacó y la aventó”, redactó Jet Pilot

No contenta con esto, sumó que la mala higiene era moneda corriente en el lugar y aseguró la presencia de “cucas” en la cocina. “En una ocasión, al preparar unas enfrijoladas, notamos que había una cucaracha en la crema, el gerente con su mano la sacó y la aventó”, aseguró la ex empleada.

“Y en general, en la cocina, todo estaba lleno de put… animales, más notablemente cucarachas”, añadió. A su vez, dejó en claro cuál fue el motivo de sus denuncias. “Abro la app de Rappi y me doy cuenta de que ese restaurante mugroso ya hace envíos via Rappi. Pienso mandar algún correo e incluso llamar a salubridad para que les hagan una auditoría, porque sus precios son muy elevados, explotan al trabajador, meten ingredientes de octava calidad y para acabarla de succionar contienen animales. ¿Qué harían ustedes?”, redactó en la mencionada red social norteamericana.

Los usuarios de Reditt le mostraron su apoyo.

Por supuesto que los usuarios no se quedaron callados frente a su denuncia y dejaron sus respectivos comentarios al respecto. “Hazlo y con lujo de detalles, la gente no tiene por qué comer cucarachas”, “son muy nutritivas”,“tiene que pensar que muchas personas pueden acabar incluso en el hospital si decides no actuar. Es tu decisión por un bien mayor. Además, puedes hacerlo de forma anónima”, y, el único disidente, posteó que “lo correcto sería no hacerlo”.

Dicho y hecho, Pilott no se quedó en el molde, realizó el aviso y amenazó con la denuncia. “Ya me puse en contacto con Rappi, si no hacen caso iré a levantar una denuncia”.