Tremenda trifulca en el futbol francés durante el partido ente el Niza y el Olympique de Marsella por la tercera fecha de la Ligue 1. Todo comenzó al minuto 74 del partido, cuando desde la tribuna local llovió un botellazo que impacto en Dimitri Payet, el 10 del equipo que dirige Jorge Sampaoli.

Visiblemente molesto, el ex West Ham devolvió la agresión a los ultras (que vendrían a ser los barrabravas europeos) y en ese momento empezó el candombe, ya que esta gente saltó en masa al terreno de juego para agredir al enganche y a sus compañeros.

Todo comenzó con un botellazo de los "ultras" del Niza a Dimitri Payet.

Ante semejante cantidad de personas la seguridad no alcanzó y la situación comenzó a desmadrarse. En medio de todo, otro jugador visitante disparó un pelotazo contra estos fanáticos, lo que enardeció más a la tribuna. Además, un miembro del staff del Marsella aplica de derecha a uno de estos ultras, lo que también enardeció a los jugadores de “Las Aguílas que fueron inmediatamente a buscarlo.

La seguridad a duras penas pudo contener a los hinchas que intentaban agredir a los del Marsella.

Por supuesto que Sampaoli no se iba a quedar afuera del tumulto y fiel a su estilo, intentó ir a encararse con los hinchas del Niza. Como no lo podían parar, tuvo que ser sujetado por Raimundo y todo el mundo hasta que lo llevaron a los vestuarios.

Así comenzó todo

¿Cómo se calmó la situación? Tuvo que aparecer el presidente del equipo local, Jean-Pierre Rivère para dialogar y apaciguar a los pesos pesados de su fanaticada. Esto no fue muy bien visto ya que de alguna manera dejó en claro la relación de cercanía entre ambas partes. Recordemos que desde que este hombre está a cargo de esta institución, contrató a varios argentinos como Darío Cvitanich y Walter Benítez.

Jorge Sampaoli intentó encararse con los hinchas rivales.

Al momento del botellazo, el partido iba 1-0 a favor del Niza con gol del danés Kasper Dolberg, sin embargo, una vez finalizado el espectáculo el árbitro ordenó a los jugadores que regresaran al verde césped para reanudar el juego. Esta decisión fue ignorada por los de celeste, lo que llevó al colegiado a dar por suspendido el partido, otorgándole le la victoria por 3-0 a los dirigidos por Christophe Galtier.

Este fue el "show de Sampaoli"

Ya en el túnel, el ex entrenador de la Selección Argentina les pidió explicaciones a los dirigentes locales y reclamó que suspendan el match. “¿Somos los culpables nosotros? ¡Tú estás loco!”, le gritó a parte del cuerpo técnico del Niza, que acusó a los jugadores del Marsella de haber provocado el desmadre. “Le he dicho al OM que no era un problema de fútbol, sino de orden público y de responsabilidades. Hay deporte, orden público y hay que reanudar el juego”, expresó Rivère posteriormente.

Luan Peres fue uno de los que se llevó la peor parte.

Una vez se retiraron los futbolistas, comenzaron a circular fotos de los “olímpicos” bastante golpeados. Por ejemplo, hay una imagen del centrocampista Mattéo Guendouzi visiblemente herido en el cuello, lo mismo con otros de sus compañeros como Luan Peres.

Un miembro del staff del Marsella literalmente "trompeó" a un "ultra" del Niza.

El histórico periódico francés L'equipe, titulo su portada del día lunes como “Escalofríos en la costa”, donde también exhibe a los protagonistas de lo sucedido en la que por supuesto no falta Jorge Sampaoli, quien defendió a capa y espada a sus dirigidos.