El Papa se baja del rodado para socorrer a un herido.

El sumo pontífice se retiraba de la ciudad chilena de Iquique en la caravana característica que lo suele acompañar. En su camino, se encontraba un carabinero montado en su caballo que se alteró cuando el Papamóvil se aproximaba. 

Cuando la caravana pasó cerca del equino, este arrojó al carabinero violentamente contra el rodado. Todo sucedió ante la atenta mirada del Papa Francisco que hizo detener inmediatamente el Papamóvil para asistir al uniformado que no sufrió heridas de gravedad, según trascendió. 

Tras oficiar su última misa en Chile, el Papa abandonó la playa Lobito, entre la alegría de sus seguidores. El líder religioso saludó a las miles de personas que llegaron a la capital de la Región de Tarapacá.

Luego del incidente, el sumo pontífice siguió su camino en caravana.

Mirá el video