El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destacó hoy que "el tirador de Florida" que ayer mató a tiros a 17 personas e hirió a otras 14 en una escuela de Florida "estaba mentalmente perturbado", y señaló que sus "vecinos y compañeros de clase sabían que era un gran problema"

De esta manera, el mandatario caracterizó el perfil del atacante que provocó una matanza en una escuela secundaria de la ciudad de Parkland, en el sur de Florida, sin hacer ninguna alusión al debate sobre el control de la tenencia y venta de armas en Estados Unidos, el país desarrollado con más tiroteos masivos y más armas per cápita del mundo.

"Tantas señales de que el tirador de Florida estaba mentalmente perturbado, incluso expulsado de la escuela por un comportamiento malo y errático. Los vecinos y compañeros de clase sabían que era un gran problema", escribió Trump esta mañana en la red social Twitter. 

Y agregó: "Siempre debe reportar tales instancias a las autoridades, una y otra vez!".
El mensaje del magnate republicano se publicó poco después de que Nikolaus Cruz, el joven de 19 años acusado de la matanza, fuera imputado hoy por homicidio premeditado luego de ser interrogado durante varias horas por autoridades estatales y federales.

También, dijo que enviaba sus condolencias y rezaba por los muertos en la escuela de Florida, y agregó que "ningún niño o profesor se debería sentir inseguro en una escuela estadounidense".

 

Putin expresó sus condolencias a Trump por la matanza en la escuela de Florida

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, transmitió hoy sus condolencias a su homólogo estadounidense, Donald Trump, por la matanza en la escuela de Florida que causó ayer 17 muertos y 14 heridos.

" Vladimir Putin expresó su pésame al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por la tragedia en la escuela de la ciudad de Parkland, en Florida", dice la nota oficial difundida por el gobierno ruso.

Además, el mandatario ruso también envió palabras de aliento a los familiares de los fallecidos y deseó una pronta recuperación a las víctimas del ataque.

Fuente: Telam