El Banco Nacional de las Islas Caimán, que es un ente regulado bajo licencia bancaria internacional, fue hackeado días atrás y la información de casi 1500 clientes fue publicada en la web por un hacktivista que además ofreció una recompensa para quien haga lo mismo. Este escándalo está haciendo recordar a los Panama Papers.

La entidad detrás del ciberataque fue identificada como Phineas Fisher, que hizo sendos hackeos en 2014 y 2016 a empresas de seguridad.

Miles de clientes quedaron expuestos.

En esta oportunidad Fisher, que defiende la expropiación de los mismos como acción política, publicó una guía para hackear bancos y ofreció una recompensa de US$100.000 para quien lo haga, o para quien ataque a una compañía petrolera.

Parte de la lista afectada.

El "Hacktivist Bug Hunting Program", algo así como un "Programa de Cacería de Bugs (fallas) para Hacktivistas", empezó por el Banco Nacional de las Islas Caimán, con sede en la Isla de Man (Gran Bretaña), donde se depositan e invierten grandes fortunas en cuentas offshore para evadir impuestos.

Phineas Fisher atacó en 2014 y 2016.

Los datos de los casi 1500 clientes del banco vulnerado fueron publicados con el espíritu de que el "hacking informático es una herramienta poderosa para combatir la desigualdad económica".

"Esta guía explica cómo fue que hice el hackeo al Cayman Bank and Trust Company (Isla de Man). ¿Por qué estoy publicando esto, casi cuatro años después? Para mostrar lo que es posible", escribió Fisher finslmente. 

Ver más productos

El beato Bartolomé Fanti, en el recuerdo de lglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Bartolomé Fanti

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos