Poco tiempo después, los agentes rescataron el cuerpo sin vida de su esposa, llamada Sumire, en el auto de la pareja, que estaba atascado en una zanja que rodeaba a un basural, a 12 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Chicago Rockford.

Ei Ichi Negishi, de 82 años, químico que enseña en la Universidad Purdue y su esposa, habían sido reportados como desaparecidos el lunes.

Según fuentes policiales se habría tratado de un accidente y no de un femicidio.

El científico japonés, que vino a los Estados Unidos con una beca Fulbright en 1960 para estudiar química, ganó junto a dos colegas, el Premio Nobel de Química en 2010 por desarrollar un método para crear químicos complejos, que es ampliamente utilizado para productos farmacéuticos.