Un famoso pescador e instagramer de Rusia, Roman Fedortsov, capturó la atención de sus más de 600 mil seguidores de la red social de la camarita y otros internautas con uno de sus últimos y más sorprendentes descubrimientos en las aguas profundas.

Fedortsov es reconocido en todo el mundo por las cientos de miles de publicaciones que realiza en sus cuentas virtuales sobre criaturas marinas, muchas de ellas realmente fantásticas, pero aterradoras por su apariencia inusual, a lo que la mayoría está acostumbrado a ver en películas y documentales.

Tanto es así que sus fotos y videos cosechan miles de “likes” en cuestión de horas por las aterradoras y fascinantes imágenes de peces y otras criaturas que encuentra en sus viajes por el oscuro fondo del océano.

 

El pasado 19 de marzo, el pescador ruso compartió en su Instagram uno de sus más espectaculares hallazgos: un extraño pez que apenas sobresalía de la palma de su mano. El posteo cosechó alrededor de 23.000 “me gusta” y miles de reacciones. Sus seguidores lo apodaron “bebé dragón”, por la insólita semejanza del pez.

De acuerdo a su relato, lo retiró del agua cuando estaba pescando en el mar de Noruega, y después de compartir una foto en su cuenta virtual, los mensajes de preocupación de sus seguidores no dejaron de acumularse. Todos estaban desconcertados por el extraño aspecto de la "bestia".

"No puedo creer que exista un animal así, parece algo fuera de este mundo", sostuvo uno de los usuarios de Instagram en la más reciente publicación hecha por el pescador. "Es mejor mirar a estas criaturas desde lejos. De hecho, las profundidades del mar son desconocidas", comentó otro usuario. El pez fue identificado como una quimera, un pez cartilaginoso también conocido como "tiburón fantasma".

Estos no son tiburones propiamente dichos, sino una especie de pez con una relación estrecha con los tiburones y las rayas. Son cartilaginosos, es decir, su esqueleto está compuesto principalmente de cartílago, lo que los muestra con una apariencia aterradora. Se trata de un animal escurridizo y se ubica en profundidades superiores a los mil metros, aunque podría estar sin problemas por debajo de los 2.000 metros.

 

Entre las fotografías más increíbles de los descubrimientos de Fedortsov se encuentran peces con extrañas texturas, ojos saltones, colas escamosas, dientes puntiagudos y terroríficos, y muchas otras cualidades fuera de lo común.

Otro extraño ejemplar que rescató el pescador de las profundidades del mar.
Un pez con un ojo en la parte superior de su cuerpo.

 

Una estrella de mar como pocas veces se vio.
Un extraño pez con pequeños dientes en la punta de su boca.
Los ojos saltones de los peces que el ruso recoge del mar son los más llamativos para los usuarios de Instagram.
Un peculiar pez forma parte del álbum de fotos y recuerdos del pescador ruso.

El experimentado pescador asegura encontrar fascinantes todos los peces y que “a su manera, todas estas criaturas son hermosas. Su cuenta de Instagram es un claro reflejo de la admiración que tiene por estas criaturas y lo mucho que disfruta de su actividad.

 

Ver comentarios