Las figuras extrañas que los científicos divisaban en el cielo desde 1960, al final parecen tener una explicación lógica, luego de que un grupo de astrónomos de la Universidad de Toronto, en Canadá, descubriese un túnel magnético que rodea la Tierra y llega a recubrir el Sistema Solar y algunas estrellas cercanas.

A causa de que el ojo humano es incapaz de ver estos túneles magnéticos, no nos es posible ver a simple vista el ese manto que rodea la Tierra, ni los otros túneles más generales que podrían existir también en el resto de Universo, y que abarcarían estrellas cercanas.

El túnel magnético que rodearía la Tierra según los científicos. Fuente: Dominion Radio Astrophysical Observatory.

Jennifer West, astrónoma de la Universidad de Toronto, fue una de las investigadoras que participó en el estudio, que puede encontrarse en el sitio arXiv. West sostuvo, en un comunicado de prensa, que “si tuviéramos que mirar hacia arriba en el cielo veríamos esta estructura en forma de túnel en casi todas las direcciones que miramos, es decir, si tuviéramos ojos que pudieran ver la luz de la radio”.

Además, West explicó que “los campos magnéticos no existen de forma aislada. Todos deben conectarse entre sí”, por lo que el siguiente paso es “comprender mejor cómo este campo magnético local se conecta tanto al campo magnético galáctico de mayor escala como a los campos magnéticos de menor escala de nuestro Sol y Tierra”.

"Hace unos años, uno de nuestros coautores, Tom Landecker, me habló de un artículo de 1965, de los primeros días de la radioastronomía", comentó la astrónoma, quien también afirmó que “con base en los datos crudos disponibles en este momento, los autores (Mathewson & Milne), especularon que estas señales de radio polarizadas podrían surgir de nuestra vista del Brazo Local de la galaxia, desde su interior”.

El túnel magnético está relacionado con "el espolón polar norte" y "la región del abanico", estudiados desde los 60. Estas estructuras que unifican ambos puntos cuentan con forma de cuerdas, como filamentos, y están ubicadas a alrededor de 350 años luz de la Tierra, con una distancia de 1.000 años luz de largo.

El túnel magnético que descubrieron los científicos

"Cuando Jennifer me propuso esto por primera vez, pensé que estaba demasiado 'fuera de lugar' para ser una posible explicación. ¡Pero finalmente fue capaz de convencerme! Ahora estoy emocionado de ver cómo reacciona el resto de la comunidad astronómica", celebró el astrónomo Bryan Gaensler.

Gracias al descubrimiento, el equipo pudo determinar que la distancia más probable para las estructuras del Sistema Solar es de alrededor de 350 años luz. Esto incluye una estimación de la distancia del espolón polar norte a principios de este año basada en datos de Gaia, que encontraron que casi todo el espolón está dentro de los 500 años luz.

La longitud total del túnel modelado por West y su equipo es de alrededor de 1.000 años luz. Este modelo está de acuerdo con una amplia gama de propiedades de observación de la región del abanico y espolón polar norte, incluida la forma, la polarización de la radiación electromagnética (es decir, cómo se retuerce la onda) y el brillo. “Este es un trabajo extremadamente inteligente”, concluyó el astrónomo Gaensler.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos