El embajador de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti, afirmó este lunes que existe una "preocupación realmente alta" por la vida y la seguridad del presidente renunciante Evo Morales, dio por hecho que en el país se dio un golpe de Estado destinado a "restaurar el viejo orden de un Estado colonial" y cuestionó el papel de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En diálogo con El Destape Radio desde Nueva York, Llorenti mencionó el "secuestro de familiares" de dirigentes del MAS y el "incendio de casas", como ocurrió con la de la propia hermana de Morales, y advirtió que se trata de "una actitud fascista", muy parecida a la del apartheid en Sudáfrica.

En ese sentido, destacó que existe "un grave riesgo a la seguridad y la vida del presidente" Morales", y, tras conversar con el vicepresidente renunciante, Álvaro García Linera, se declaró "muy preocupado por la integridad física y la vida" del mandatario saliente.

Y reseñó: "Evo todavía es el presidente de Bolivia. Presentó su renuncia, pero según la Constitución la tiene que aceptar la Asamblea Legislativa y no ha pasado".

LEÉ TAMBIÉNTrump sobre la crisis en Bolivia: "Felicitamos a las Fuerzas Armadas por cumplir con la constitución"

"Se ha conformado una 'junta golpista' conformada por la Policía; el presidente del Comité Cívico Santa Cruz, Luis Camacho; el candidato opositor Carlos Mesa y el rector de la Universidad de San Andrés, Juan Albarracín", a quienes consideró "responsables de su seguridad", e indicó que no puede dar "ningún detalle sobre si Evo va a pedir asilo o se queda en Bolivia".

"Este es un intento de restaurar el viejo orden de un estado colonial, racista, discriminador, que niega su propia identidad", porque "en Bolivia, el color de la piel, el apellido o la lengua materna determinaban quien ascendía, y con Evo Morales eso se trastocó, y quieren recuperar aquello", señaló Llorenti.

LEÉ TAMBIÉN¿Qué decía la carta de renuncia de Evo Morales?

El diplomático cuestionó el "rol que jugó la OEA en este proceso", que ha sido "verdaderamente nefasto", ya que "el día de la elección, antes de sacar el cómputo final y oficial, ya sugirió una segunda vuelta para crear inestabilidad".

"A partir de entonces la oposición se sintió empoderada y empezó una lógica de descontento natural de mucha gente; y Evo convocó a una auditoría, pero la oposición tampoco la quería", dijo Llorenti.

Maduro se refirió a la seguridad de Evo Morales

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habló en un programa de televisión sobre el peligro que corre la vida del Jefe de Estado renunciante.

"Está en peligro la vida de Evo Morales, debemos salvar a Evo Morales porque los fascistas son fascistas, con su racismo y su odio creen que llegó la hora de acabar con la vida de Evo", alertó Maduro el último domingo en conversación telefónica transmitida por el canal estatal VTV.

Maduro llamó a los gobiernos, líderes y movimientos políticos a solidarizarse con Morales, un gran aliado de la llamada revolución bolivariana, que anunció su dimisión después de casi 14 años en el poder en un video desde algún lugar indeterminado, tras haber dimitido junto a la mayoría de los miembros de su gobierno.

"Levantemos la bandera de la defensa de la democracia en Bolivia, no aceptemos este golpe de Estado y cuidemos la vida del compañero Evo Morales que está en peligro", insistió.

Ver más productos

El beato Juan Franscisco Marinoni, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Juan Francisco Marinoni

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos