Massiah Browne, un niño de 7 años oriundo de Sacramento, California, estaba nadando en el complejo de apartamentos de su familia cuando vio a un niño en el fondo de la pileta. Apenas notó esto, el nene, que cursa segundo grado, inmediatamente entró en acción y se zambulló para salvarlo.

“Estaba jugando en la pileta, vi a un chico en el fondo y fui a buscarlo”, dijo en diálogo con“Good Morning America”

 

Según la madre de Massiah, Tiara Delvalle, se sumergió en la piscina de casi dos metros de profundidad para rescatar al niño de 3 años, quien dijo que tenía la boca y los ojos abiertos.

El valiente niño logró llevarlo a la superficie de la piscina, donde un pariente de 9 años llamado Savannah, con quien había estado jugando cerca de ahí, los subió y alertó a los adultos. De inmediato, los vecinos llamaron al 911 y comenzaron a practicarle RCP.

 

Savannah lo llevó con su madre, le hicieron RCP al niño y después llamaron al médico”, dijo Massiah a "GMA”.

Un portavoz del Departamento de Bomberos de Sacramento confirmó a ABC News que el nene de 3 años respiraba cuando llegaron a asistirlo.

“El niño fue transportado en estado crítico con esfuerzos avanzados de soporte vital proporcionados por los bomberos de Sacramento”, dijo el vocero al medio estadounidense

 

Delvalle calificó el rescate como un "milagro" y agregó que está en contacto con la madre del niño, quien, según los informes, está bien.

El padre de Massiah, el boxeador olímpico Marcus Browne, dijo que estaba sorprendido por el heroico acto de su hijo, a pesar de que nade "como un pez" y sea "superempático".

“Es una locura que tenga 7 años y haya hecho algo así. Estoy muy agradecido y emocionado de que haya sido tan valiente al salvarle la vida a ese niño”, dijo Delvalle.

Ver comentarios