La imagen más esperada se hizo realidad. Kim Jong-un, el presidente de Corea del Norte, llegó caminando hasta la frontera. Cruzó a territorio surcoreano y fue recibido por el líder de este país, Moon Jae-in. Así, comenzó anoche la esperada cumbre entre los dos mandatarios, que intentarán llevar paz a la península y al mundo entero.

Desde el armisticio que marcó el final de la Guerra de Corea (1950- 1953) ningún presidente norcoreano había visitado a su vecino del sur, por lo que la llegada de Kim se convirtió en un hecho histórico, a lo que se suma la posibilidad de acordar un tratado de paz que lleve al desenlace formal de las hostilidades.

En medio de sonrisas y de gestos de gran cordialidad, los jefes de Estado se saludaron ante la mirada del mundo entero. Después, Kim llevó a Moon de la mano hacia suelo norcoreano, luego retornaron y caminaron por la alfombra roja, escoltados por la Guardia de Honor. Tras los gestos protocolares de los líderes con ambas delegaciones, los mandatarios siguieron su rumbo hacia la Casa de la Paz, en Panmunjom.

Allí, mantuvieron dos reuniones, en las que estaba previsto que analizaran la cuestión nuclear nocrcoreana y la posible firma de la paz. Tras firmar en el libro de honor, comenzaron las conversaciones propiamente dichas, en un ambiente distendido, casi incluso desenfadado.

Moon expresó su esperanza de visitar “pronto” Pyongyang, Kim la de mantener reuniones frecuentes. El líder norcoreano recibió con sorpresa la noticia de que su hermana, Kim Yo-jong, se convirtió en una celebridad a este lado de la frontera tras su visita durante los Juegos Olímpicos de febrero. Ella, una de las integrantes de la comitiva norcoreana, se sonrojó. 

La cumbre intercoreana, que fue repudiada por una parte de la sociedad del sur, fue la tercera de la historia, luego de las mantenidas por el difunto líder y padre del actual mandatario del Norte, Kim Jong-il, y los presidentes surcoreanos Kim Dae-jung y Roh Moohyun en los años 2000 y 2007, respectivamente.

 

 

 

 

Lo que viene
El presidente yanqui, Donald Trump, anunció este jueves que se manejan “tres o cuatro fechas” posibles para la reunión que mantendrá con Kim, a fines mayo, y agregó que barajan cinco posibles sedes. “Tenemos que tomar la decisión. Tenemos tres o cuatro fechas, eso incluye cinco ubicaciones”, dijo y agregó que, con Corea del Norte, “las cosas están andando muy bien”.