La catedral de Notre Dame de París, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, sufrió el peor incendio de su historia.

Un gran despliegue de bomberos, que trabajaron arduamente en el lugar, lograron controlar llamas que salían sobre todo de la aguja central del templo, que es visitado por miles de personas a diario.

Los turistas debieron ser desalojados. 

La policía acordonó la zona y desalojó a los numerosos turistas que se encontraban dentro de la catedral.

El humo intenso. 

Recientemente, el presidente francés Emmanuel Macron se manifestó en Twitter sobre la tragedia: "Notre-Dame de Paris está en llamas. Emoción de toda una nación. Pensado en todos los católicos y todos los franceses. Como todos nuestros compatriotas, estoy triste esta noche al ver que esta parte de nosotros se quema". El mandatario aseguró que se van a reconstruir todas las zonas afectadas por las llamas.

Otro Jefe de Estado que se refirió a la terrible tragedia fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quién escribió: "Es tan horrible ver el fuego masivo en la Catedral de Notre Dame en París. Tal vez con tanques de agua voladoras podrían ser utilizados para ponerlo fuera. Debe actuar rápidamente!"

Por otro lado, la Fiscalía de París inició durante esta jornada una investigación para determinar las circunstancias que dieron origen al incendio que afecta a gran parte del techo de la catedral  y que ocasionó el derrumbe de su aguja central.

La Policía Judicial es la encargada de investigar los motivos del siniestro, que se declaró a las 18.50 hora local en el techo del templo, y que todavía continúa, informaron fuentes judiciales a EFE.

El fiscal de la capital francesa, Rémy Heitz, se encuentra en el lugar de los hechos, acompañado de otras autoridades, como la alcaldesa de la capital, Anne Hidalgo, mientras que está previsto que arribe el presidente Macron, tras haber suspendido una alocución televisada que tenía programada.

Las llamas afectaron en un primer momento a los aledaños de la aguja central, añadida en el siglo XIX al templo medieval.

Los bomberos tuvieron dificultades para acceder a la catedral, lo que hizo que las llamas se extendieran por todo el armazón que sujeta el techo, que poco a poco fue devorado por el fuego.

En el momento del incidente la catedral ya había cerrado a los turistas, pero las autoridades evacuaron todo el perímetro, así como parte de las viviendas adyacentes para evitar que fueran afectados por el humo.

Además, en las redes sociales comenzaron a circularon decenas de imágenes que muestran una espesa columna de humo saliendo desde el interior.

Dedicada a la Virgen María, la Catedral de Notre Dame (en español, "Nuestra Señora") es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. Fue construida entre 1163 y 1245 en la Île de la Cité, y ha sido reformada en varias ocasiones, siendo la más importante la de mediados del siglo XIX.