La aviación israelí bombardeó este sábado seis posiciones del movimiento islamista Hamas y del grupo extremista Yihad Islámica, después de que un explosivo hiriera en la frontera a cuatro soldados israelíes, según informaron fuentes de seguridad de esa organización palestina.

Según un comunicado de Hamas, cazas F-16 israelíes sobrevolaron la Franja y "dispararon misiles sobre posiciones militares, lugares de entrenamiento y túneles en el este de Gaza", sin producir víctimas, aunque sí graves daños a residencias particulares en la zona.

"Hamás culpa a la ocupación israelí de la escalada en la Franja de Gaza", dijo Hazem Qasim, vocero de Hamas, citado por la agencia de noticias EFE.

Previo al bombardeo, un explosivo estalló esta tarde al paso de una patrulla israelí en la frontera entre Gaza e Israel e hirió a cuatro soldados israelíes, dos de ellos gravemente.
Como respuesta, efectivos del Ejército israelí dispararon con fuego de artillería que impactó contra un puesto de observación en la franja.

La radio militar calificó el incidente de "grave e irregular" y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que su país respondería "en consecuencia".

Los incidentes se producen en un contexto de incremento de la tensión en Gaza, que amenaza con llevar a un nuevo conflicto armado entre Israel y Hamas.

La semana pasada, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Israel, Gadi Eisenkot, advirtió en una reunión ministerial que su país podría entrar de modo inminente en una nueva guerra contra Hamas por el deterioro de las condiciones económicas y humanitarias en la Franja.

Israel y Hamas mantienen un alto el fuego desde 2014, roto por ataques puntuales desde Gaza, y a los que Israel responde con represalias contra infraestructuras militares dentro de la Franja.

Fuente: Télam