Daniel Puccio, miembro del clan célebre por secuestros extorsivos y homicidios en los años 80, fue recluido este miércoles en una celda individual, alejado de los otros presos, en el Centro de Detención Penitenciaria III de Pinheiros, en la ciudad brasileña de San Pablo, luego de haber sido detenido el lunes acusado de falsificación de documentos.

Según dijo una fuente del área de seguridad del gobierno del estado de Sao Paulo, "Maguila" Puccio tiene permitido apenas dos horas de paseos por un patio al aire libre, lo que se llama "baño de sol", lapso en el cual puede relacionarse con sus abogados o familiares directos que puedan visitarlo.

"Puccio fue dejado en un régimen de observación, situación en la que puede estar hasta por 20 días", indicó un comunicado del Servicio Penitenciario del estado de Sao Paulo.

Luego de eso, deberá ser trasladado al penal de extranjeros en Itaí, a 303 kilómetros al oeste de la ciudad de San Pablo, desde donde seguramente presentará un pedido de excarcelación con su abogado defensor oficial o un letrado que su entorno contrate.

En Itaí, hasta marzo pasado cuando se realizó la última estadística, estaba detenido sólo otro argentino, cuya identidad no trascendió, por delitos vinculados al narcotráfico, según la fuente consultada.

Puccio fue detenido por violar el artículo 304 del Código Penal, referido al uso de documento público adulterado, que prevé penas de dos a seis años de prisión y dependiendo del caso, puede esperar el fin del proceso en libertad.

El miembro del clan liderado por su padre, Arquímedes Puccio, no tenía pedido de captura y buscaba radicarse en San Pablo.

El lunes fue detenido en la ciudad de Itú, a 60 kilómetros de la mayor urbe sudamericana, por un control policial en el autobús en el que viajaba desde la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, en la frontera con Puerto Iguazú, Misiones.

Puccio está en la cárcel CDP Pinheiros III, ubicada en el barrio Vila Leopoldina, en la zona oeste de San Pablo, un penal común que tiene capacidad para 2.100 presos.

Un magistrado de la ciudad de Itú le dictó la prisión preventiva y ahora la acusación pasó al Ministerio Público, que debe efectivizar la imputación dentro del proceso.

La cárcel de Itaí es la única para extranjeros de Brasil: tiene 1.600 presos, no está sobrepoblada y no hay detenidos brasileños.

El 70 por ciento de la población carcelaria es por tráfico de drogas y la mayor parte de los detenidos es de Nigeria, Bolivia y Perú.

Hay presos de 86 nacionalidades que hablan 38 lenguas, aunque en el lugar hay clases de portugués y una biblioteca multilingüe que es mayor que la de la ciudad de Itaí.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz.

La iglesia recuerda hoy a San Pablo de La Cruz

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos