El rey emérito Juan Carlos de España, radicado desde agosto en Abu Dhabi y centro de varias investigaciones judiciales, debió hacer una tradicional “vaquita” entre amigos empresarios y aristócratas para juntar los casi 4.400.000 euros que esta semana le pagó al fisco de su país.

Así lo señalan los diarios El País y El Mundo y la cadena Ser, que dejan en claro que se trató de una serie de préstamos de una decena de amigos del ex monarca, y que, incluso, alguno de esos entendimientos se firmaron ante un escribano para evitar eventuales problemas futuros.

La colecta de 4.395.901,96 euros, que se inició en enero, incluía inicialmente 32 nombres, según los diarios, pero este número se redujo finalmente a una decena de personas, porque el resto no completaron los trámites a tiempo.

Cada préstamo, de diferente aporte según cada benefactor, incluye un tipo de interés (que puede ser del 0%) y un plazo de devolución. Este último punto, subraya El País, es problemático porque Juan Carlos I tiene 83 años y no puede pedir un préstamo a largo plazo, a no ser que la deuda recaiga en sus herederos al morir.

Sospechosa deuda

El viernes, el abogado del rey emérito había anunciado el pago de los cerca de 4,4 millones de euros al fisco, una cantidad que, según la prensa, pretende regularizar su situación tras prestaciones no declaradas, como viajes, incluidos vuelos en jet privado pagados por una fundación con sede en Liechtenstein que pertenece a un primo lejano.

Llegado al trono al abdicar Juan Carlos en 2014, Felipe VI marcó distancia con su padre al punto que en marzo de 2020 renunció a su herencia y le retiró su asignación anual de unos 200.000 euros. La de esta semana fue la segunda regularización fiscal del rey emérito.

Mientras tanto, el rey emérito se relaja en Abu Dhabi (Twitter).

En diciembre pagó unos 680.000 euros en un caso relativo a una investigación anticorrupción, vinculada al uso de tarjetas de crédito de cuentas a nombre de un empresario mexicano y un coronel del Ejército del aire español.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó que al igual que sus compatriotas sentía "rechazo" ante las "conductas incívicas" de Juan Carlos.

Enojo presidencial

"Voy a manifestar de manera rotunda el mismo sentir que tiene la mayoría de la ciudadanía española, que es de rechazo; siento el mismo rechazo frente a estas conductas incívicas que estamos conociendo en los medios", dijo Sánchez en conferencia de prensa.

Juan Carlos se exiló en Abu Dhabi en agosto pasado cuando se multiplicaban las sospechas sobre el origen opaco de su fortuna. El rey emérito es objeto de tres investigaciones en total.

Las revelaciones sobre la vida amorosa y el suntuoso estilo de vida del jefe de Estado español entre 1975 y 2014, sumado a la condena en 2018 de su yerno por corrupción, erosionó la imagen de la monarquía española.

Fuente: Télam

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos