Según relatos de testigos, tres hombres se subieron a la unidad de transporte que circulaba desde  Colón hacia Tegucigalpa, para asaltar a los pasajeros.

Si bien ninguno se resistió, tras gritos y amenazas, quisieron abusar de Silvia Izaguirre, quien se defendió como pudo. Una vez que la joven logró zafarse, los ladrones la ejecutaron a balazos. 

La víctima fue traslada trasladada al Hospital Salvador Pérez de la ciudad, donde falleció minutos después.

La chica estaba realizando su servicio social en el losocomio Regional de Oriente de Danlí y le faltaba pocas semanas para obtener su título como médico.