La joven fue trasladada a un hospital de Florida, Estados Unidos.

Una joven instagramer que estaba vacacionando en las Bahamas quiso sacarse fotos junto a tiburones y terminó siendo víctima de un brutal ataque. 

Katarina Zarutskie de 19 años fue al Caribe de vacaciones con su novio y quiso realizar una sesión de fotos durante una actividad que incluía nadar con tiburones.

La joven consiguió su foto con tiburones. 

La joven logró sacarse unas fotos junto a los animales pero terminó siendo atacada por uno de los tiburones que le mordió el brazo y la arrastró bajo el agua. 

"Tenía mi muñeca en la boca y podía sentir sus dientes hundirse en mi brazo", manifestó la víctima, que logró liberarse del animal y nadó con el brazo ensangrentado fuera del agua para no tentar a más tiburones. 

Pero terminó siendo atacada.

La afectada fue trasladada a una clínica y luego viajó a Florida para recibir un tratamiento adicional por el alto riesgo de infección que implica este tipo de ataques. "Soy muy afortunada de seguir teniendo mi brazo", manifestó la chica.

Trabaja como modelo y es instagramer.
La joven solía publicar fotos junto a animales.
La víctima agradeció no haber perdido su brazo.