Tras permanecer dos meses en estado de coma, la reina de belleza brasileña, Gleycy Correia, murió a los 27 años tras complicaciones de una cirugía de amígdalas, en tanto, familiares de la joven sostienen que no hubo un buen seguimiento postoperatorio y realizaron la denuncia ante la justicia.

Cabe destacar, que la modelo y emprendedora (ex Miss Brasil Continentes Unidos 2018) sufrió una hemorragia y un paro cardíaco el 4 de abril, durante la convalecencia en su casa, explicó a los medios Lidiane Alves Oliviera, pastora cercana a la familia. “Desde entonces ella estuvo en coma, sin actividad neurológica”, declaró.

Según el informe del Instituto Médico Legal de Macaé, "Gleycy murió a causa de una neumonía, encefalopatía anóxica, paro cardiorespiratorio, shock hemorrágico y hemorragia de la arteria amigdalina”, reportó el medio G1.

Su hermano mayor, Douglas Correia, dijo que la joven empezó a sentir dolor de garganta unos seis días después de la cirugía. “Ella optó por operarse de las amígdalas por una masa blanca que le salía de la garganta. Estaba tomando clases de canto, girando y moviéndose, le dolía”, dijo.

Conmoción en Brasil por la muerte de la joven (Instagram).

De acuerdo al relato, tras sentir las dolencias se comunicó con la secretaria de su doctor para preguntar sobre un medicamento “más fuerte” que le quitara el dolor.

Douglas señaló que no hubo un seguimiento postoperatorio por parte del médico. “Mi hermana tenía problemas para tragar cosas. Ni siquiera podía tragar helado”. La reina de belleza empeoró y a la una de la mañana “vomitó sangre”, por lo cual la llevaron a la clínica, donde terminó internada.

Gleycy Correia: denuncia de la familia

G1 informó que la familia interpuso una denuncia en la comisaría de Macaé "alegando negligencia médica tanto del médico que practicó la operación como de la unidad donde ingresó tras sentirse enferma".

Cabe destacar, que Gleycy participaba en certámenes de belleza y fue una de las semifinalistas de Miss Brasil 2018. Su pasión por la estética comenzó desde joven: a los 12 años comenzó a trabajar como manicurista para ayudar económicamente a su familia.

Gleycy Correia era muy seguida en las redes sociales (Instagram).

Según sus familiares, Gleycy “era independiente y buscaba cumplir sus sueños”. Además de modelo, trabajaba en Macaé como maquilladora profesional y tenía más de 50.000 seguidores en las redes.

En un posteo de Instagram de 2016, Correia contó que venía de una “familia de luchadores, y aun con millones de defectos, en esta familia hay mucho amor. Ellos siempre hicieron lo posible y lo imposible por mí, estoy realmente agradecida”.

La joven participó en varias causas sociales (Instagram).

Según medios locales, la reina de belleza también se caracterizaba por ayudar a mujeres que padecieron cáncer de mama con tratamientos estéticos.