Hace unas pocas semanas el mundo se conmovió por la noticia de una mujer que en Sudáfrica pudo tener a 10 bebés, lo cual establecía un nuevo récord mundial, sin embargo, la noticia no tuvo la transparencia que se creyó.

El asunto es que el gobierno de la provincia sudafricana de Gauteng, confirmó que, tras exámenes médicos realizados a la mujer que presuntamente había tenido un parto récord de diez bebés este mes, verificó que el parto nunca ocurrió.

"Expertos médicos establecieron que la señora (Gosiame) Sithole no dio a luz a ningún bebé en los tiempos recientes. También se ha establecido que no estuvo preñada en tiempos recientes", señaló el Ejecutivo provincial en un comunicado.

"El gobierno provincial de Gauteng continuará dando apoyo médico, psicológico y social a la señora Sithole y le dará la terapia que requiera", añadió el texto.

Sudáfrica: parto récord de diez bebés y sospechas

La noticia que dio a conocer el presunto parto de diez bebés fue publicada en exclusiva por el conglomerado de medios sudafricano Independent el pasado 7 de junio y no solo se volvió viral en Sudáfrica, sino que en pocas horas dio la vuelta al mundo por tratarse, supuestamente, de un récord mundial.

Las sospechas sobre la veracidad del acontecimiento, sin embargo, empezaron cuando una portavoz oficial anunció al día siguiente que el Gobierno había tratado sin éxito de dar con la familia, y de rastrear el presunto parto de los decallizos.

Sithole fue a realizarse un control y ahí se descubrió la verdad (Twitter).

A partir de ese momento la noticia se convirtió en todo un "culebrón" mediático en Sudáfrica, con la familia del presunto padre de los decallizos negando el presunto nacimiento y asegurando que Sithole se encontraba en paradero desconocido.

La madre, a su vez, desmintió al presunto padre en un comunicado y el autor de la exclusiva, el periodista Piet Rampedi, acusó incluso al Gobierno y al sistema de salud público de estar perpetrando un "encubrimiento de proporciones mastodónticas".

Ninguna institución ni ningún otro medio del país, sin embargo, halló rastros del presunto parto en ningún hospital del país.

Finalmente, Sithole fue hospitalizada para que se le realizaran pruebas médicas físicas y psicológicas y esos exámenes demostraron que el parto no se produjo.

Pedido de disculpas

El autor de la falsa exclusiva, por su parte, admitió esta semana no haber seguido los principios profesionales apropiados en la elaboración de la noticia, y pidió perdón a sus compañeros por el daño generado en una carta filtrada por medios locales rivales como News24.

Rampedi, que ha recibido duras críticas en el país no solo por haber publicado una noticia falsa sino por haber tratado de mantenerla posteriormente con acusaciones infundadas, va a ser investigado por la Fiscalía a petición del Gobierno de Gauteng.