El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que la policía encontró una nota en la camioneta que conducía el atacante, que menciona al grupo islamista radical Estado Islámico (EI).

El terrorista asesinó a ocho personas e hirió a otras 11 en una bicisenda en Manhattan, mientras los investigadores siguen centrados en las razones del ataque aún no reivindicado por ninguna organización.

"La nota encontrada en la camioneta hace referencia al Estado Islámico", afirmó el gobernador Cuomo en el programa CBS This Morning.

Según el gobernador, agentes del FBI y la policía están buscando pruebas en el barrio de Paterson, Nueva Jersey, donde vive el sospechoso Sayfullo Habibullaevic Saipov, quien se encuentra en estado crítico después de que la policía le disparara en el abdomen.

Las fuerzas de seguridad -subrayó Cuomo- están trabajando para determinar qué llevó al conductor de la camioneta a atropellar a ciclistas y peatones.

Mientras un tramo de casi 3 kilómetros de la calle del ataque fue cerrado para la investigación, durante la madrugada, la policía de Nueva York acordonó un edificio de departamentos y un garaje, cercano a la mezquita de Paterson, donde Saipov vive desde hace varios meses con su esposa y sus dos niños en un dos ambientes, informó la cadena CNN.

Testigos del hecho, y las propias fuerzas de seguridad, indicaron que Saipov, de 29 años, nativo de Uzbekistán y radicado en Estados Unidos desde 2010, gritó “Allahu Akbar” (Dios es grande) en el momento que bajó de la camioneta para enfrentar a la policía.

El ataque no fue reivindicado hasta ahora por ninguna organización extremista, pero la prensa local alude profusamente a la teoría del “lobo solitario”, la modalidad impulsada por la milicia islamista que ordena a sus seguidores atacar objetivos occidentales en todas partes del mundo. Entretanto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó al sospechoso como “enfermo y trastornado” en una serie de tuits en los que insistió en la necesidad de cambiar el actual sistema de inmigración del país por otro “basado en el mérito”.

Trump se hizo eco de una información de varios medios, entre ellos la cadena ABC, que asegura que Saipo. llegó al país hace siete años gracias a un programa aleatorio de visados a la que acceden naciones que tienen pocos inmigrantes en el país.

Trump vinculó a los demócratas, concretamente a su líder en el Senado, Chuck Schumer, con ese programa de lotería de visados y recordó que con su gobierno “estamos luchando duro por la inmigración basada en el mérito, no más sistemas de lotería demócratas. Debemos ser mucho más duros (y más inteligentes)”, enfatizó el presidente.

En el ataque murieron ocho personas, cinco de ellas argentinos (Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi) y otras 11 resultaron heridas, uno argentino, quien se encuentra fuera de peligro.

El atentado se produjo en el suroeste de la isla de Manhattan cuando Saipov arrolló con su vehículo a varias personas que se encontraban en el lugar, algunas de ellas en una bicisenda cerca de la orilla del río Hudson. Las autoridades indicaron que por ahora no se estaba buscando a nadie más y que el sospechoso había actuado solo. 

El joven trabajaba como conductor de la empresa de transporte de pasajeros Uber, según confirmó la compañía en un comunicado en el que se declara “horrorizada” por lo ocurrido. En los antecedentes de Saipov sólo constaban dos infracciones de tránsito.

Varios gobiernos y líderes políticos y religiosos condenaron el hecho:

El primer ministro francés, Edouard Philippe, evaluó que hechos como el de ayer muestran que “el nivel de amenaza es alta en todas partes”.

En la misma línea, la primera ministra británica, Theresa May, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, su par español, Mariano Rajoy, y numerosos líderes políticos enviaron notas de solidaridad con las víctimas y condenas por el ataque.

El Papa Francisco expresó su “profundo dolor” en su mensaje tras el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro.

Mientras que el gobierno iraní también condenó el atentado, a través del vocero de la cancillería, Bahram Qasemi, quien además señaló que “matar a ciudadanos inocentes e indefensos en las calles y lugares públicos refleja la brutalidad de los grupos terroristas”. En la misma nota, Qasemí denunció que Estados Unidos y sus aliados “crearon a grupos extremistas como el Estado Islámico (EI) y Al Qaeda para lograr sus objetivos e intereses de desestabilizar otros países”.

Fuente: Télam