La llegada de la variante Ómicron de Covid-19 ha provocado una avalancha de contagios en todo el mundo - más de 22,9 millones en la última semana - cuando parecía que la enfermedad transitaba por una curva descendente.

Con casi 80.000 nuevos casos este lunes y 281 fallecidos en nuestro país, se trata de una cepa de alta contagiosidad, con una positividad actual en por encima del 70%. 

Con la explosión de nuevas variantes, los científicos intentan recabar la mayor cantidad de información y estadísticas posibles para intentar identificar extraños son los síntomas característicos, de forma que pueden ser estudiadas más específicamente.

En base a una investigación de la Universidad de Oxford, pudo dilucidarse que la fatiga “es uno de los síntomas más comunes de las infecciones” siendo que la mayoría de las personas contagiadas “pueden haber pasado por un alto grado de fatiga”, reza el artículo, agregando que se trata del “síntoma principal dentro del 62% de los casos”.

Del análisis, realizado a 1252 personas con síntomas, se recabó que aquellos con SARS-CoV-2 confirmados y probables presentaban síntomas similares, aunque "con fiebre muy probablemente en los casos confirmados".

De esta manera, los síntomas más frecuentes en casos confirmados fueron tos (82 %), fiebre (67 %), fatiga (62 %) y dolor de cabeza (60 %), y solo el 52 % informado fiebre y tos,