Esta situación se registró en el estado de Colorado, en Estados Unidos, cuando un puma ingresó a una casa por una pequeña puerta y quedó atrapado. Al no poder salir, comenzó a inspeccionar la zona hasta que se encontró con Klondike la mascota de la casa.

Fue en ese momento cuando se desató una guerra de felinos, la cual culminó con el más débil de estos mal herido, hasta que perdió la vida.

Klondike, la gata que el puma mató.

Más tarde, fue la policía local quien recordó que la dueña regresó a su propiedad (el pasado jueves por la noche) y encontró al puma en el living, cerca de los sillones. Situación por la que llamó al 911.

Según publicaron los medios locales, el felino silvestre se paseó por toda la casa durante más de una hora. Tras la pelea con el gato y su posterior deceso, los oficiales dispararon dardos somníferos para dormirlo y trasladarlo.