Un misil surcoreano Hyunmoo II, durante las pruebas (Reuters)

Corea del Sur realizó un ensayo con misiles balísticos en respuesta a la última prueba con una bomba de hidrógeno efectuada por Corea del Norte, informó este domingo el Ejército surcoreano.

La ejercitación surcoreana incluyó aviones caza F-15 y cohetes tierra-tierra y un misil de largo alcance aire-tierra lanzados contra objetivos en el mar de Japón, reportó la agencia de noticias Yonhap.

Los objetivos fueron definidos en relación con la distancia al sitio de las pruebas nucleares de Corea del Norte, recogieron las agencias ANSA y DPA.

Los ejercicios "han cumplido con todos sus objetivos", aseguró el Estado Mayor Interino en un comunicado.