La Policía venezolana reprimió este miércoles con gases lacrimógenos en Caracas las primeras concentraciones de militantes y simpatizantes del presidente interino Juan Guaidó. Así se dio por iniciada una nueva jornada de tensión en Venezuela tras el intento de levantamiento militar fallido contra el presidente Nicolás Maduro.

El concejal antichavista Jesús Armas publicó en su cuenta de Twitter un video en el que se ve cómo fuerzas de seguridad lanzaron los gases en el barrio El Paraíso a los primeros manifestantes que respondieron al llamado de Guaidó de volver a salir a las calles. 

"Hoy no hay nada que celebrar para los trabajadores. Cualquier aumento que den ya se perdió", aseguró en relación a hiperinflación que sufre el país y adelantándose a un eventual anuncio del gobierno, como suele hacer el chavismo en el Día del Trabajador.

En paralelo, desde otro punto de concentración de la capital, Guaidó le habló a una multitud.
"En Venezuela, la única forma de que haya un golpe de Estado es que me detengan. Por el contrario, hoy los valientes militares y civiles que damos un paso adelante estamos con nuestra Constitución", aseguró el líder que acusa a Maduro de usurpador, según el portal de noticias local Efecto Cocuyo. 

LEÉ TAMBIÉN:  Venezuela prohíbe vuelos yanquis sobre su espacio aéreo y echa a empresas

Además, el líder opositor venezolano se manifestó a través de la red social Twitter para alentar a los venezolanos a que salgan a las calles y así provocar una revolución popular en contra de Nicolás Maduro.

Además, Guaidó vse dirigió a las Fuerzas Armadas para pedirles que "salgan a protestar de manera conjunta" y prometió que no dejará de "luchar" y que los reclamos que encarna "no se desinflaron".

LEÉ TAMBIÉN: Estados Unidos: "Es posible una intervención militar en Venezuela"