Siria acusó este lunes a Estados Unidos ante la ONU por haber posibilitado el ataque misilístico israelí contra el aeropuerto militar de Al Taifur, en el que murieron 14 militares sirios y combatientes aliados, y el Senado ruso, en apoyo de Damasco, calificó el ataque de "provocación".

En dos cartas enviadas a la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de la ONU, la cancillería siria aseguró que los ataques no hubieran ocurrido "sin la luz verde de Estados Unidos".

Poco después, el presidente de la Comisión de Defensa del Consejo de la Federación Rusa (Senado), Viktor Bondarev, señaló a la agencia TASS que el ataque debería considerarse como una "provocación obvia orquestada por un país bastante diferente (a Israel), interesado en la continuación de la guerra en Siria".De esta manera, Bondarev avaló a la cancillería siria, y aludió a Washington sin nombrarlo.

Antes, el Ministerio de Defensa ruso había acusado a Israel por el ataque que, de acuerdo al Observatorio Sirio de Derechos Humanos, causó la muerte a 14 militares sirios y combatientes aliados. Damasco se sumó a esa denuncia, en forma extraoficial.

"Dos F-15 de la Fuerza Aérea de Israel atacaron el aeródromo T-4 entre las 00:25 y las 00:53 GMT del 9 de abril con ocho misiles lanzados desde el Líbano, sin incursión en el espacio aéreo de Siria", dice el comunicado de Defensa, citado por el portal de noticias ruso Sputnik Mundo y la agencia de noticias EFE.

La nota aclara que tres misiles "alcanzaron la parte occidental del aeródromo" y los cinco restantes fueron destruidos por la defensa antiaérea siria.

Además, el Ministerio aclaró que ninguno de los asesores rusos emplazados en Siria se vio afectado por el ataque.

Por su parte, la agencia oficial de noticias siria SANA publicó: "Una fuente militar dijo que aviones israelíes F-16 agredieron con varios misiles lanzados desde el espacio aéreo libanés al aeropuerto de al-Tifur donde los medios de la defensa antiaérea les hicieron frente y derribaron a varios misiles".

En línea con lo que señalaron Moscú y Damasco, el Ejército libanés emitió un comunicado en el que aseguró que a la misma hora que se produjo el bombardeo sobre el aeropuerto militar sirio, cuatro aviones israelíes violaron el espacio aéreo de ese país.

Los aviones ingresaron en el espacio aéreo libanés por el mar Mediterráneo, al oeste de la ciudad de Yunieh, situada a unos 20 kilómetros al norte de Beirut, a las 3.30 hora local (medianoche de Argentina) y se dirigieron a la región de Baalbek, fronteriza con Siria, aseguró el ejército de El Líbano.

Cinco minutos después abandonaron el espacio aéreo libanés por Yunieh, según un comunicado militar, en el que no se informó si quedó registrado que los aparatos realizaran un ataque.
Además, la misiva militar denunció otras cuatro violaciones del espacio aéreo del país por parte de aviones israelíes desde el pasado domingo.

Mientras tanto, una portavoz militar israelí declinó hacer comentarios sobre el ataque y si su país estaba involucrado.

La cifra de 14 militares sirios y combatientes aliados fue dada a conocer por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que agregó que dos misiles impactaron en la base en la que hay tropas del Ejército sirio, de la milicia libanesa Hezbollah y fuerzas iraníes.

Por su parte, SANA confirmó que varias personas murieron o resultaron heridas por un ataque con misiles contra el aeropuerto militar sirio, aunque sin precisar la cifra.

" Muertos y heridos en un ataque con misiles contra el aeropuerto de Taifur. Los aparatos de defensa aérea detuvieron la agresión, pero cayeron varios misiles", aseguró una fuente militar sin identificar citada por SANA.

Fuente: Télam