Los dos ataques ocurrieron durante la noche del domingo, cuando un hombre se inmoló y le provocó la muerte a 13 personas, mientras cinco personas resultaron heridas, y posteriormente dos mujeres se volaron por los aires e hirieron a 13 personas. 

Si bien ningún grupo se atribuyó la autoría de los ataques en la ciudad nigeriana de Maiduguri, el gobierno daba por hecho que los autores fueron miembros de Boko Haram.

"No hay duda de que Boko Haram es el responsable, este es su ’'modus operandi'", explicó el portavoz de la policía regional, Victor Isuku, que confirmó que se trató del atentado más letal de todo octubre en el estado de Borno, del que es capital Maiduguri, una de las ciudades más asediadas por este grupo yihadista.

El gobierno nigeriano envió a los jefes del Ejército a la zona nororiental del país para luchar contra Boko Haram, que aumentó sus ataques en la región tras las operaciones militares que provocaron su expulsión de las zonas que ocupaban el año pasado.

"No hay duda de que Boko Haram es el responsable, este es su ’'modus operandi'", explicó Victor Isuk

Boko Haram, que significa en lenguas locales “La educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado islámico en el país, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur, y actúa como una filial del Estado Islámico (EI) en África que declaró su propio califato islámico en el norte de Nigeria.

Desde que la policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña en la que asesinaron a más de 20.000 personas, mientras que cerca de 1,9 millones se han visto obligados a abandonar sus hogares.

Fuente: Télam