Un joven británico de 31 años cayó desde el balcón de un cuarto piso en Sant Antoni, España, y se le incrustó una sombrilla en la rodilla.

La Policía Local de Sant Antoni, Policía Portuaria, Guardia Civil y una ambulancia acudieron al lugar. Los equipos médicos lo atendieron durante cerca de una hora. Una vez estabilizado fue trasladado finalmente al interior del edificio hasta que llegó una ambulancia que lo llevó al hospital.  

En el momento de la caída, el joven se encontraba acompañado de varias personas. La Policía intenta establecer si el sujeto estaba bajo el efecto de algún estupefaciente cuando se cayó.