Un pibe de 12 años fue el único sobreviviente de las 9 personas que viajaban, este domingo, a bordo de Pilatus Porter PC-6 que se estrelló a 2590 metros de altitud en la zona montañosa de Wamena, en la provincia de Papúa, Indionesia.

"Jumaidi fue evacuado a Oksibil", indicó el coronel Jonathan Binsar Sianipar.
El ejército explicó en un comunicado que el chico estaba consciente, pero no ofreció más detalles.

Así trasladaban al pibe de 12 años.

La aeronave, un Pilatus PC-6 Porter unimotor fabricado en Suiza y operado por Dimonin Air, desapareció durante un vuelo de 45 minutos entre Tanah Merah, en el distrito de Boven Digul, y Oksibil, la capital del distrito de Pegunungan Bintang, en la frontera con Papúa Nueva Guinea.

El avión perdió contacto tras comunicarse con la torre de control, justo antes de su aterrizaje el sábado por la tarde, dijo el jefe de la Policía local, el teniente coronel Michael Mumbunan. La causa del siniestro aún no está clara.

Confirman la muerte de las 8 personas.

En  Indonesia, que es la nación archipiélago más grande del mundo y tiene más de 260 millones de habitantes, se registran numerosos accidentes de transporte por tierra, mar y aire debido a la sobrecarga de los transbordadores, a la antigüedad de las infraestructuras y a la mala aplicación de las normas de seguridad.

En diciembre de 2016, 13 personas murieron en el accidente de un avión militar cerca de Timika, una región montañosa de Papuasia. En agosto de 2015, 54 personas (49 adultos y cinco niños) fallecieron en el accidente de un ATR 42-300 de la compañía indonesia Trigana Air en las montañas Bintang.

Lo llamativo es que el aparato se estrelló muy cerca del aeropuerto de Oksibil.