Un activista por el cambio climático irrumpió en el partido que el argentino Diego Schwartzman disputaba ante el griego Stefanos Tsitsipas en el inicio de la Laver Cup y se prendió fuego a un brazo ante la sorpresa y el estupor de los espectadores en el O2 Arena de Londres, Inglaterra.

Ingresó a la pista del O2 Arena en un alto del encuentro, cuando los tenistas estaban sus  asientos para un descanso, y se prendió fuego el antebrazo derecho.

Generó incredulidad y algunos gritos entre los asistentes. Fue una señal de protesta por la utilización de aviones particulares en Gran Bretaña. Utilizó una remera con la leyenda: "Terminen con los jets privados en UK".


Me costó un poco concentrarme después de lo que pasó en el cambio del set. Mirabas moverse a mucha gente y no sabías si podía pasar algo así de nuevo", dijo Schwartzman a ESPN.

Personal de seguridad entraron para apagar el fuego que se extendió a la pista y luego se llevaron al activista, quien no ejerció oposición.

Ver comentarios