Un equipo de investigadores alemanes observó por primera vez cómo una manada de chimpancés atacó a familias de gorilas. El enfrentamiento tuvo un desenlace trágico dejando un saldo de dos crías de esta última especie muertas.

Los hechos ocurrieron en el 2019 durante una expedición al Parque Nacional Loango, en Gabón, hábitat natural de chimpancés y una zona donde viven varios grupos de gorilas reintroducidos en la selva. Según los expertos, las confrontaciones podrían deberse a la competencia por el alimento, ya que se produjo uno baja en la productividad de la selva tropical a causa del cambio climático.

Tanto los chimpancés como los gorilas suelen exhibir comportamientos muy territoriales, al punto que las luchas de poder y liderazgo suelen darse dentro de la misma especie. Por eso es que sorprendió un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos alemanes y publicado el lunes pasado en la revista Scientific Reports, que relata dos enfrentamientos entre una manada de chimpancés y familias de gorilas.

El episodio causó sorpresa entre los científicos pues entre el 2014 y el 2018 se tomaron nueve registros de colaboraciones entre ambas especies para conseguir alimento en árboles frutales. "Nuestros colegas del Congo incluso presenciaron interacciones divertidas entre las dos especies de grandes simios", afirmó Simone Pika, bióloga gognitiva de la Universidad de Osnabrück.

Hasta el momento, los especialistas consideraban las interacciones entre ellos como "relajadas". El estudio publicado deja en claro que una de las dos crías de gorila muerta fue parcialmente consumida: la manada de chimpancés devoró las vísceras, el cerebro y dos extremidades.

¿Cómo fueron los ataques a los gorilas?

Los biólogos y antropólogos alemanes que fueron testigos presenciales de los enfrentamientos relataron que primero escucharon gritos de los chimpancés, que atribuyeron a un encuentro entre dos comunidades de vecinos de la misma especie. Pero todo cambió cuando escucharon un impresionante golpe en el pecho, un comportamiento característico de los gorilas. Fue entonces cuando vieron a un grupo de 27 chimpancés molestando a una familia de gorilas, muy inferior en número. 

En los encuentros, que duraron 52 y 79 minutos, los chimpancés formaron grupos y atacaron a los gorilas. Los dos machos de los dos grupos y las hembras adultas se defendieron a sí mismos y a sus crías. Todos los ejemplares maduros lograron escapar, pero dos bebés gorilas fueron separados de sus madres y fueron asesinados.

En tanto, solamente en uno de los enfrentamientos una chimpancé adolescente resultó herida mientras que ningún adulto terminó con heridas de gravedad.

"Ahora queremos investigar los factores que desencadenan estas interacciones sorprendentemente agresivas", aseguró Tobias Deschner, primatólogo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva. 

Los autores de estudio sugieren varias explicaciones para la violencia entre especies observada, incluida la caza y la competencia alimentaria entre las especies: "Podría ser que el hecho de que los chimpancés, los gorilas y los elefantes del bosque compartan los recursos alimentarios en el Parque Nacional Loango provoque una mayor competencia incluso en interacciones letales entre las dos especies de grandes simios", explicó Deschner.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos