Una mujer quedó con el brazo destrozado después de que se acercara a la jaula de un jaguar para tomarse una fotografía en el zoológico Bio Zoo, en el estado de Veracruz.

Noemí, de 30 años, podría perder el brazo derecho, debido a las lesiones severas que le dejó el animal que se encontraba dentro de su jaula cuando ella se acercó demasiado.

Tras ayudarla a quitarle el brazo de las fauces del jaguar, la mujer fue atendida por paramédicos de Cruz Roja, quienes la estabilizaron y la canalizaron a un hospital. Las garras del felino lesionaron el tendón y los colmillos se enterraron en el brazo y antebrazo.

El apoderado legal del zoológico, Gonzalo Rodríguez Díaz, señaló que la mujer no respetó el reglamento interno del inmueble y violentó el área permitida por querer tomarse una “selfie” y fue en ese momento que el jaguar le dio el zarpazo.

La empresa Bio Zoo se hará cargo de los gastos hospitalarios, pero no en su totalidad debido a que el animal en cautiverio no se salió de la jaula, sino que la visitante sobrepasó el límite permitido.

Este es el felino que mordió a la mujer.

El representante legal de este centro de rescate de vida silvestre dejó en claro que se cuenta con un reglamento interno con que se maneja el respeto a la vida silvestre y entre las prohibiciones está no tocar a los animales, no meter las manos, no ofrecer comida.

Aclaró que, en 18 años que tiene en funciones el Bio Zoo, jamás se había presentado un caso igual y eso se debe a que se había cumplido con el reglamento hasta este día en que se violentó el mismo. “El área de seguridad lo traspasaron, se acercaron porque quisieron tomarse unas selfies y cuando no se respeta el reglamento ocurren estos problemas”.

Así le quedó el brazo a la mujer.

 

Ver comentarios