Al menos cinco personas murieron el pasado jueves como consecuencia de un tornado en el condado de Calhoun, en Alabama, según informaron las autoridades.

"Hay numerosas viviendas dañadas, numerosas personas heridas, y hay al menos cinco fallecidos", explicó a la cadena CNN el sheriff del condado, Matthew Wade.

Tres de los cinco muertos eran de una misma familia y residían en una vivienda de madera en la población de Ohatchee. Los otros dos vivían en sendas viviendas móviles uno en Ohatchee y el otro en Wellington. Además hay varios desaparecidos.

El director de Gestión de Emergencias de Alabama, Brian Hastings, instó a los habitantes del estado a mantenerse en guardia. Lo mismo hizo la gobernadora del estado, Kay Ivey,

"Habrá más heridos y esperamos minimizar las muertes. Pero ha sido un día salvaje", dijo Hastings al medio especializado The Weather Channel.

Numerosos tornados golpearon el pasado jueves el sur de Estados Unidos, dejando cuantiosos daños materiales especialmente en Alabama, incluida el área de su mayor urbe, Birmingham.

En la ciudad de Pelham, entre 30 y 50 viviendas resultaron dañadas, informó la policía. César Villaseñor fue sorprendido en una camioneta con su jefe durante un potencial tornado: "Sentía que ya eran mis últimos minutos".

Imágenes de estas inclemencias circularon por las redes sociales, mostrando escombros volando, árboles caídos y casas dañadas.

Los videos más impactantes del tornado

Ver comentarios