En medio de la preocupación por la expansión de la viruela del mono, la OMS evalúa cambiar el nombre oficial de la enfermedad para evitar episodios de racismo y estigmatización a las personas que se contagian del virus, que ya son más de 1.300 en el mundo.

En el último tiempo, científicos advirtieron que la etiqueta "viruela del mono", utilizada hasta ahora para identificar a los positivos del virus llamado Orthopoxvirus, no es adecuada y hay que cambiarla, ya que es "discriminatoria y estigmatizante".

Hay más razones para pensar que la OMS cambiaría el nombre, una de ellas es que la identificación actual no cumple con las pautas de los reglamentos de denominación de enfermedades, en los cuales se debe evitar mencionar regiones geográficas y nombres de animales, en este caso el mono.

Algo similar sucedió a fines de 2019 cuando se confirmaron los primeros casos de coronavirus en China, donde la OMS cambió el nombre oficial del virus a SARS-CoV-2 y de la enfermedad a Covid-19, para evitar que se lo llame "Virus chino" o "Virus de Wuhan".

Los reglamentos de la OMS indican que los nombres no deben permitir la estigmatización.

Además, los expertos explican que la fuente animal del virus es desconocida, y no solo fue encontrada en los monos, sino que se confirmó en varias especies de mamíferos diferentes. De ahora en más, el organismo de salud internacional intentará encontrar un nombre más adecuado.

Según los reglamentos de la OMS, los nombres deben "evitar ofender a cualquier grupo cultural, social, nacional, regional, profesional o étnico" y tienen que "minimizar el impacto negativo". Otras de las afecciones que no cumplen con estos requisitos son la gripe porcina o la gripe aviar.


Los nombres de las enfermedades deben "evitar ofender a cualquier grupo cultural, social, nacional, regional, profesional o étnico", según la OMS.

Discriminación y racismo en casos positivos de viruela del mono

En relación con los casos de racismo y discriminación, a fines de mayo, cuando comenzaban a registrarse casos de viruela del mono en Europa, la Asociación de Prensa Extranjera de África pidió a los medios internacionales que se deje de usar fotos de personas negras para ilustrar las notas.

"Como tal, creemos que ninguna raza o complexión de piel debe ser el rostro de esta enfermedad", decía el comunicado, con el objetivo de evitar la estigmatización y que se relacione la enfermedad solo con un grupo de personas.

Lo mismo aplica para las comunidades LGBTIQ+, que últimamente fueron fuertemente relacionadas con la transmisión de la viruela del mono, luego de que gran parte de las investigaciones científicas arrojaran que muchos de los positivos fueran hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres.

En este sentido, desde el ámbito de la ciencia, la indicación es que cada caso de viruela del mono "debe ser tratado con la misma atención y sentido de urgencia que los que se dan ahora en los países europeos y Norteamérica", sin discriminación por grupos étnicos ni distinción de género o clase social.

Ver comentarios