Pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró que es "poco probable" que la viruela del mono siga el mismo camino que el Covid-19 y se convierta en pandemia, algunos países comenzaron a aplicar la estrategia de "vacunación en anillo".

Por ahora, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido, son las naciones que decidieron adoptar la estrategia que consiste en que, tras detectar un caso sospechoso, se realice un rastreo estricto de los contactos. Mientras tanto, en España aprobaron recientemente aplicar la misma medida con el fin de frenar el avance de los casos, al igual que Dinamarca, Francia y Alemania.

 

Según advierten los expertos, este método no podría implementarse en todos los países, no solo por la disponibilidad de vacunas, sino porque, además, las personas deben aceptar ser inmunizadas.

La misma estrategia que se aplicó para poder erradicar la viruela humana, cerca de 1980, es la que definieron aplicar países como Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido, entre otros, para frenar el avance de la viruela del mono.

En más de una oportunidad, la OMS descartó que la viruela símica siga los pasos del COVID-19 y se convierta en una pandemia. Sin embargo, ya son más de mil los afectados en unas 30 naciones fuera de África, región donde es considerada endémica.

La enfermedad, que se identificó por primera vez en humanos en 1970 en la República Democrática del Congo, actualmente es considerada así en una docena de países africanos.

Sin embargo, la alarma en los expertos sonó a partir de su aparición en países no endémicos. Hasta el momento los casos confirmados en regiones no endémicas son generalmente benignos y no se han reportado muertes.

Ver comentarios