La embajadora mexicana en Bolivia, Teresa Mercado, solicitó a su gobierno "más recursos para poder garantizar el bienestar" de los solicitantes de asilo político, reportó la agencia de noticias Ansa.

El domingo, cuando Morales se vio obligado a dimitir tras una petición expresa del Ejército que tanto el gobierno mexicano como el ex mandatario calificaron de "golpe de Estado", la sede diplomática ya alojaba a 20 refugiados.

LEÉ TAMBIÉN: Evo Morales en Crónica HD: "El fraude fue un pretexto para el golpe de Estado"

Si bien la legación mexicana no dio a conocer hasta ahora la identidad de los refugiados, detalló que en su mayoría pertenecen al Movimiento al Socialismo (MAS), fundado por Morales.

La delegación mexicana, no dio a conocer la identidad de los refugiados. 


Según fuentes oficiales, Mercado intenta obtener los salvoconductos necesarios en la Cancillería boliviana para facilitar la salida de los refugiados hacia México, país que desde el martes dio asilo político al ex gobernante masista y también al ex vicepresidente Álvaro García Linera.

LEÉ TAMBIÉN: El equipo de Crónica volvió al país: "Nos echaron de Bolivia"

La diplomática azteca pidió, además, a la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, que "garantice la protección de la embajada" ante posibles agresiones por parte de turbas contrarias a Morales.

La embajadora mexicana en Bolivia, Teresa Mercado.

La propia Áñez mostró su descontento hacia México, al presentar un reclamo diplomático por "permitir" al ex gobernante "hacer descalificaciones contra su administración" y enrarecer el clima político en Bolivia.

La Cancillería mexicana cuenta con un Fondo de Contingencia de las Representaciones Mexicanas en el Exterior, para tener recursos financieros ante "situaciones no previstas".

Ver comentarios