gcalisto@cronica.com.ar
@gcalisto 

El gobierno decidió barajar y dar de nuevo. No se puede pronunciar, pero el giro político y económico -que para algunos es apenas pisar a fondo el acelerador- ensayado en los últimos días demuestra que la preocupación por el devenir de Cambiemos es profunda. Está claro que el regreso al Fondo Monetario Internacional está cada vez más cerca del histórico FMI que todos sufrimos y el "nuevo" ya quedó en apenas una frase.

Cada declaración del Presidente apunta a la reducción del déficit, ese ajuste del gasto público que nadie pidió formalmente pero que todos asumen como imperativo. El ajuste se hará, y como todo lo que se hace sin haber sido planificado, la relación de fuerzas de los distintos actores de la vida institucional del país determinará dónde se corta el hilo. El oficialismo asegura que no será por lo más fino (la asistencia social). La realidad todavía espera esa confirmación.

En la semana, el flamante ministro de Economía intentó ir al sector con más recursos: el campo. Abrió el frente interno al promover un freno a la quita de impuestos al agro, algo que fue rechazado primero por el presidente de la Sociedad Rural devenido en ministro, Miguel Etchevehere, y su amigo personal, Mauricio Macri. "¿Yo, señor? No, señor".

La idea nació muerta. El campo ya expresaba su malestar con la "falta de compromiso" del gobierno cuando se anunció el freno. Quedan todavía otros puntos que resolver (siempre hay más) con el sector, que tampoco ve los frutos de las promesas económicas de la campaña de 2015.

Y si el campo puede dormir tranquilo contando soja en vez de ovejas, ¿a quién le tocará el nuevo esfuerzo, que se suma a los tarifazos? ¿Será a los trabajadores, vía la reforma laboral cuya primera etapa comenzó a debatirse en el Congreso? La CGT hasta ahora no dio señales de vida, pero nada como amenazar a los viejos popes con quitarles privilegios para recordarles su rol combativo. Allá anda Luis Barrionuevo como muestra de ello, o el propio Hugo Moyano. "¿Yo, señor? No, señor".

¿Serán los jubilados, vía la reforma previsional a la que el Ministerio de Trabajo convocó esta semana a debatir? Dicen del sector pasivo que es el más fácil de recortar, porque nadie lo defiende con fuerza. Hay un antecedente que preocupa a los Norma Pla de este milenio: el acuerdo por el Fondo del Conurbano, firmado en diciembre, tuvo como única víctima -para salvar a los gobernadores- a la Anses. Lo redactó un tal Nicolás Dujovne.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy la Inmaculada Concepción de María.

La Iglesia recuerda hoy la Inmaculada Concepción de María

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos