jcarrodani@cronica.com.ar 
@javiercarrodani 

En paralelo a las elecciones a presidente y a gobernador, en todos los municipios bonaerenses se realizaron el último domingo los comicios a intendente y a concejales. El resultado de las PASO de agosto puso en una situación inesperada a varios intendentes del Gran Buenos Aires que ganaron en 2015 con Cambiemos e iban por su reelección este año con Juntos por el Cambio.

Mientras las chances de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal quedaron casi liquidadas, se registró un fenómeno de "corte de boleta" que dejó en carrera a los jefes comunales. En su mayoría, los intendentes involucrados llegaron a la conclusión de que era muy poco lo que podían hacer por levantar la performance del Presidente y la gobernadora.

Muchos vecinos les enrostraban la crisis económica y social y culpaban a los gobiernos nacional y provincial, pero a la vez les reconocían que las gestiones municipales eran más que aceptables, sobre todo en comparación con las anteriores, realizadas por dirigentes de otras fuerzas políticas.

Así las cosas, el camino era concentrarse en la elección local y así lo hicieron todos. En general volvieron a cosechar más votos en sus distritos que Vidal y Macri. A algunos les alcanzó para ser reelectos y a otros no. Una polémica se instaló en los medios por la forma en la que algunos de los intendentes llevaron a cabo esa estrategia de campaña.

El haber pedido explícitamente en sus spots que los vecinos cortaran boleta para meter la suya en el sobre con las de otros frentes a nivel nacional y provincial fue considerado -por funcionarios nacionales y provinciales- como un recurso excesivo y de cierta ingratitud, dado que hace cuatro años los jefes comunales fueron claramente beneficiados por el arrastre positivo de Macri y de Vidal.

De todas maneras, si se analiza la cuestión desde el PRO o desde Juntos por el Cambio, siempre será mejor que un distrito municipal se retenga a que se pierda.

Ver más productos

El beato Juan Franscisco Marinoni, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Juan Francisco Marinoni

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos