javiercarrodani@cronica.com.ar 
@javiercarrodani 

El actor de respaldo al presidente Mauricio Macri realizado días atrás en la Plaza de Mayo y otros puntos del país, además de buscar una revitalización del oficialismo para las elecciones de octubre, planteó -con cierto tinte patriótico- que está en juego "el futuro de la República", ya que otro triunfo del Frente de Todos reinstalará en el poder al kirchnerismo que -para los manifestantes- es sinónimo de autoritarismo, corrupción y clientelismo, entre otros males.

Cabe reflexionar que ese mensaje casi dramático no se vio reflejado, en los más de tres años y medio de mandato que lleva Macri, en la actitud cotidiana de los sectores de clase media-alta hacia arriba. Más allá de los respaldos en las urnas hacia un dirigente que fue empresario antes de ser político, el establishment no apostó a invertir y/o a consumir en la economía nacional.

El gobierno esperaba una "lluvia de inversiones" extranjeras, pero difícilmente esta se iba a dar sin que hubiera antes una iniciativa del empresariado local. Salvo los sectores que -vía apertura de la economía, reducción o quita de retenciones a la exportación y/o dolarización de sus tarifas- tenían asegurado un crecimiento en sus actividades, el resto -tanto a nivel empresario como individual- prefirió esperar a ver qué pasaba antes de sacar el dinero "del colchón" o de las cajas fuertes para volcarlo al aparato productivo nacional.

Ni siquiera el blanqueo ante la AFIP en 2016 sirvió para ello, más allá de los 116.000 millones de dólares que se declararon y que en su mayoría están fuera del sistema financiero local. Se estima que sigue habiendo al menos tres veces más de fondos de argentinos en el exterior, muchos no declarados. Además, la repatriación de lo que se blanqueó fue mínima.

Volviendo a los actos del sábado, en la Casa Rosada estaba desplegado un gran dibujo del general San Martín montado en su caballo blanco. Cabe recordar que para financiar esa gesta hubo muchos -ricos y no tanto- que aportaron dinero, pertenencias, alimentos, animales y demás recursos.

El correlato con estos tiempos habría sido que los sectores de mayor poder de consumo e inversión se hubieran comprometido para volcar recursos que sostuvieran la actividad económica (incluso a riesgo de perder patrimonio), con miras a que la producción y el empleo no cayeran tanto como lo hicieron, y que para cubrir las cuentas públicas se necesitara menos endeudamiento.

Por ende, tal vez al FMI se habría recurrido igual, pero por mucho menos dinero, y a las PASO se habría llegado con menor caída del PBI, menor desempleo, menor pobreza y menor inflación. Eso habría ayudado a un mejor resultado del oficialismo, que a su vez les habría ahorrado al gobierno y a todos los argentinos el último salto del dólar de 45 a 60 pesos, con sus consecuencias económicas.

Si a eso se le agrega lo mencionado por Elisa Carrió acerca de "compatriotas que estaban esquiando o paseando por Europa" el día de las PASO, se podría decir "cartón lleno".

Ver más productos

Vendé tus productos en Cronishop

Vendé tus productos en Cronishop

La biografía definitiva de Evita

La biografía definitiva de Evita

No aflojamos: protegete del Coronavirus

No aflojamos: protegete del Coronavirus

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

El Atlas de Camisetas

Los fanáticos del fútbol tienen un Atlas

Salí protegido: máscara facial protectora

Salí protegido: máscara facial protectora

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

¡Ayudá a los que más te necesitan!

¡Ayudá a los que más te necesitan!

Ver más productos