Por La Chica Urbana

@ChicaCronica

Capítulo 26

Empezaron los días de mucho calor, esos en los que podés cocinar un huevo en el asfalto, y el deseo de unas buenas vacaciones comienza a asomarse. Pero a diferencia de otros años, vayamos a donde vayamos, será acompañados del coronavirus.

Cualquier cosa podrá faltar en la valija menos el barbijo, el alcohol en gel y todos los recaudos para poder cuidarnos y cuidar a los demás. ¡Todos los recaudos vendrán con nosotros!

Es cierto que para quienes puedan moverse de ciudad o de provincia, se necesitarán los permisos de verano para circular, pero al menos ellos podrán sentir lo que se vive ir a la playa con barbijo. También ayudará a no tragar arena en los días ventosos. Hay que buscar siempre el lado bueno de las cosas, ponele. 

Los protocolos para una temporada responsable serán los únicos que nos podrán ayudar a que las vacaciones no se conviertan en una pesadilla. ¡Ya suficiente será convivir con los altos precios que se deberán pagar por las sombrillas o las carpas! ¿Todavía se usa eso?

El distanciamiento social en las playas será más que clave. No escucharás la misma música que los de al lado, no sentirás el aroma de sus almuerzos y ya no serás testigo de conversaciones ajenas. Pensándolo bien, no hay situación más ideal que esa para descansar en la playa. La idea soñada de estar en una playa desierta, al menos esta vez será real en uno o dos metros a la redonda. ¡Aleluya!

 

¿Habrá que meterse al mar también con el barbijo? No estaría mal, en boca cerrada no entran aguavivas. No hay mal que por bien no venga, literal. La venta de choclo y los pareos en la playa ya fueron. Ahora la posta son los barbijos, bien coloridos, bien de verano. 

Burbujas, permisos para circular, reembolsos por pandemia o suspensión de viaje, asistencia médica por Covid-19, muchas cosas nuevas aparecieron para esta temporada que se viene. Seguramente algunas quedarán para siempre. Pasaje para usar hasta 2027 ya te estoy viendo…

Para esta temporada advierten no ir a Brasil por los incipientes nuevos casos de contagios. Pero muchos seguramente irán y sin necesidad de permisos para ingresar. Pero cuando vuelvan deberán pasar días de cuarentena bajo “responsabilidad individual”. Ay mamá, qué miedo…

A los quince días de vacaciones debemos sumarle los días de cuarentena. Bueno, el que quiere vacaciones que se banque los protocolos. Es así, nos tocó estas, así complicaditas, así bien relajantes. ¡Serán unas vacaciones inolvidables!

 

Será gracioso ver en unos años las fotos y los videos registrados de estas vacaciones. ¿En un futuro nos llamarán la atención los tapabocas en todas las imágenes o formará parte del paisaje?

Movernos de nuestras casas después de meses de cuarentena será casi un milagro. Dar paseos por la plaza de la vuelta ya será un plan soñado.

Quien tenga la suerte de viajar, que también tenga la suerte de que no sean las últimas. Eso dependerá de cada uno de nosotros. ¡No nos hagamos los giles y tampoco nos relajemos tanto!

Cuidarnos y cuidar a los otros nos hará pasar unas increíbles vacaciones a pesar de la pandemia. Todo puede salir más que bien si no nos olvidamos de que el coronavirus no se toma vacaciones y sigue ahí, entre nosotros.

En estas condiciones y con un año que nos ha costado mucho, con viento a favor algunos podríamos viajar. Y para los que no, bienvenida sea la pelopincho, el manguerazo en el patio o el agua que cae de los aires acondicionados que cuelgan de los balcones. ¡Temporada 2021, ya te estamos sintiendo!

C.U.

Vacaciones,  una misión imposible por Crónica HD

Ver comentarios