¿A ustedes les parece que tengamos que pedir permiso para poder entrar a nuestra propia casa? Y digo esto porque es lo que nos sucede desde hace muchísimos años a nosotros, los jubilados, ya que no contamos con ningún tipo de representación en nuestra obra social, el PAMI.

Desde que se encuentra intervenida nuestras sugerencias, reclamos u opiniones, no son considerados, es decir, no tenemos ni voz y ni voto para poder expresarnos. Más allá de lo establecido en las leyes que se dictaron para su creación la Ley Nº 19.032 y la que se implementó con algunas modificaciones la Ley Nº 25.615, las mismas nunca no se cumplieron ni se cumplen, infringiendo el espíritu de la norma.

Muchos jubilados creen que nuestra obra social es estatal, que la mantiene el Estado. Y no es así. Nuestra obra social se mantiene con los aportes de los trabajadores activos, los aportes de los jubilados y un porcentaje de las contribuciones que paga la patronal.

No ingresa ningún tipo de aporte de ninguna clase de impuesto que cobra el gobierno. Por este motivo, me parece injusto que la misma siga intervenida y no sea devuelta a sus verdaderos dueños. ¿Será porque es una caja muy importante y es atractiva y ambiciosa para algunos o es la fuente de trabajo que tienen los que llegan al gobierno, para pagar las facturas de todos sus militantes que participaron en las campañas? porque así lo refleja la cantidad de empleados que trabajan en la mismas, producto de todas las gestiones que van pasando.

Tal vez son preguntas para que alguien salga a responderlas. No comprendo que, siendo un organismo creado para la atención de todas las necesidades de los jubilados, dejando de lado la parte económica, ya que la misma le corresponde al ANSES, que tiene unos de los presupuestos más altos de la Nación, digo:

¿En qué se invierte ese dinero? ¿Por qué desde hace años no tenemos una atención como corresponde y a qué se debe todo esto? ¿Será a los bajos aranceles que se les pagan a los prestadores y por eso no nos pueden dar una cobertura como merecemos o será que el mismo se utiliza para hacer negocios espurios, convenios o contrataciones con otras instituciones tercerizando servicios que ya brindan los propios trabajadores de la institución?

Es hora de que sea devuelta a quienes corresponde dirigirla. Muchas han sido las intervenciones y han dejado un enorme deterioro, deudas y déficit que tenemos que soportar y hacernos cargo nosotros, los jubilados, porque es nuestro dinero el que se está despilfarrando, ya que ninguno de los que estuvieron al frente de las mismas y hasta el propio Estado, se hicieron cargo de las falencias que los mismos cometieron.

Y no nos quieran engañar con información o fotos de las aperturas de hospitales del bicentenario en distintos Municipios que el mismo PAMI financió y que, en algunos de ellos, también se hizo cargo de los sueldos de los empleados aún cuando los convenios decían que eso era responsabilidad de los respectivos Municipios. ¿Qué garantía vamos a tener los que financiamos dichas obras y hasta los sueldos de su personal, que una vez que termine esta pandemia vamos a tener alguna prioridad de atención?

El PAMI deber ser devuelto a sus verdaderos dueños, los trabajadores y jubilados, y poder así hacer justicia de una vez por todas.

Por J.D.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos