lauatalan@baenegocios.com 
@luisautalan 

Contra todos los males de este mundo, está a nuestro alcance la palabra. No para una solución mágica, sí para ejercer el pensamiento en la búsqueda de soluciones o al menos asumir un escenario que nos exige. Sin dudas para tremendos problemas como la pobreza, la violencia y otros flagelos del país y la región, no alcanza para curar. Se trata de invitar al ejercicio de pensar para no conformarnos a flotar dentro de la confusión general.

En la labor periodística días atrás, durante el programa de Horacio Embón, por Crónica HD, pudimos departir con Mario Pacho ODonnell, intelectual de fuste y argentino. Sobre la temática planteada versamos con ese invitado detrás de cámaras, sobre el valor de asimilar y conocer la historia, para contagiarnos vacunas de pensamiento crítico, el generado con elementos.

Él nos dijo: "Hay expresiones, definiciones, determinismos que incluso llegan a superar al hombre para su mal". Refirió, a modo de diagnóstico, sobre las calamidades que no tienen génesis, sólo en un nuevo acuerdo con el FMI, pero cuyos trazos condimentan. Desde esa senda, ODonnell aseveró que si nuestra dirigencia, ya sea política, sindical, deportiva o de la institución que se elija, abordara la historia con vocación "se evitarían gruesos errores y otros tantos problemas".

Aceptando incluso que no hay remedios infalibles para tremendos males, coincidimos en la certeza sobre la necesidad urgente desde hace décadas de abandonar eslóganes de corta efectividad, verdadera fábrica de diásporas interminables, para encontrar caminos en beneficio de todos, hombres, mujeres, niños, jubilados, trabajadores y siguen firmas.

Ganar una discusión de café, sobre la mesa familiar, en un barrio o una sesión parlamentaria, por el solo hecho de derrotar a quien nos enfrenta en debate, sólo acercará la mínima porción de alimentar un ego en la efímera victoria, pero no nos llevará a las soluciones. "Esta sociedad piensa muy poco, sucede entonces que las consecuencias suelen aparecer en concreto y están a la vista", reflexionó en aquella charla ODonnell.