Pocas cosas generan tanto escalofrío como los objetos estáticos que, por obra de alguna fuerza maligna o un espíritu intranquilo, se mueven para llamar la atención de quienes lo rodean o tienen como objetivo enviar un tipo de mensaje del más allá.

Esto, por más raro que parezca, es bastante común en este mundo, y un ejemplo de ello quedó en evidencia en un video que empezó a circular hace pocas semanas en las redes sociales y que provocó una gran intriga en los internautas.

Se trata de unas imágenes tomadas por la cámara de seguridad de un taller mecánico, en donde se ve principalmente a un enorme y pesado camión de color rojo que espera en la entrada. El conductor del coche, de remera celeste, había apagado el motor y descendido para aproximarse a uno de los cuartos del galpón.

 

Es entonces cuando ocurre lo tenebroso: el camión se enciende solo y comienza a avanzar lentamente, pero arrasando todo lo que encuentra a su paso. Según las tomas de las cámaras, no se ve a nadie que haya subido al asiento del conductor para activar el motor, ni a nadie que quite el freno de mano y que pise el acelerador para que el poderoso vehículo avance.

Los empleados que se encontraban delante del camión huyen despavoridos al ver que el vehículo se les viene encima sin previo aviso y alertan a quienes se encuentran en el cuarto, ya que estaban por ser aplastados por semejante bestia.

Es demasiado tarde para la moto que estaba adelante, que en cuanto el pesado camión avanza es colisionada y tirada a un costado como si fuese una pluma. El chofer del mismo y otras personas huyen del cuarto antes de ser derribado por el vehículo, que justo llega a frenarse luego de destruir la entrada con su paso lento.

 

Un valiente hombre que actuó rápido se subió al vehículo mientras estaba en marcha y activó el freno de mano o apagó el motor para evitar que este siguiera avanzando y destruyendo todo con su paso –o peor, arrollando gente-. Si no hubiera sido por este rápido accionar, el chofer del camión y otras personas hubieran sido dañadas o terminado muertas al instante.

De acuerdo con algunas versiones, los operarios estaban trabajando tranquilamente cuando el camión estacionado, se puso en marcha solo y terminó incrustado en el galpón, casi arrollándolos. Lo extraño es que, según dicen, se trató de un acto de “magia negra” realizado por el chofer original de ese camión en contra de sus compañeros, ya que meses atrás habría sido desvinculado de la empresa y buscaba vengarse.

Ver comentarios