Por Facundo Pedrini - Sub director de Crónica HD

La roja editorizalizaba el desierto de lo real. Se habían fugado de una cárcel de máxima seguridad de General Alvear, provincia de Buenos Aires, Martín y Cristian Lanatta y Victor Schillaci, condenados a cadena perpetua por el asesinato en 2008 de los tres narco - farmacéuticos Damián Ferrón, Leopoldo Bina y Sebastián Forza, que aparecieron muertos en una zanja de General Rodríguez. El cuarto condenado, Marcelo Schillaci, hermano mayor de Victor, estaba detenido en un penal de Olmos, a donde fue trasladado por problemas de salud.

Las imágenes que emitía el canal iban desde pastizales, rutas provinciales, chacras, la cancha de Velez, el zoológico Porteño y hasta Parque Norte. El Gobierno nacional no sabía donde buscar. Crónica sí.

Panóptico de gelatina

A las dos de la mañana del 27 de diciembre, los Lanatta y Schillaci salieron por la puerta principal de la cárcel sin disparar ni un tiro ante la mirada imprecisa del “patrón del bien”, un guardia que se declaró desarmado porque era testigo de jehová, y de un vehículo estacionado con las llaves puestas. Adentro o afuera los iban a matar, un falso motín tenía como misión eliminarlos.

Una de las placas indicaba: “EXCLUSIVO: El horóscopo de los prófugos: Schillaci es Sagitario: abra los ojos a las nuevas oportunidades” y otra: “Lanatta es Pisis: no caiga en la depresión, ni se sienta vencido”. Como si hubiesen sido astrólogos, agentes del servicio penitenciario bonaerense los alertaron varias semanas antes. “Los quieren muertos muchachos, acá adentro hay un contrato para matarlos. Les estamos avisando con tiempo. Piensen que hacer”. Eso dijo Roberto Herrera, abogado de los condenados, que le dijeron los Lanatta y Schillaci, adentro del penal.

Disfraces y papelones

Después de la fuga, el show del rumor y la psicosis. Una mujer de Chajari denunció que fue golpeada por tres hombres sucios, uno de ellos con una cicatriz como la de Lanatta; un hombre de Bahía Blanca dijo que había visto a Schillaci en la góndola de lácteos de un supermercado.

La ruta de la fuga estuvo sembrada de espacios de silencio que ese llenaron con imágenes borrosas, vehículos ploteados, patentes imprecisas y casquillos de bala desparramadas en todos varias rutas del país. Lo que nos parece sólido depende de la velocidad con la que se desplaza.

Se denunciaron dos tiroteos. Uno fue captado por cámaras de seguridad en un control vehicular en Ranchos: dos reos se bajan en un vehículo en movimiento y balean a los agentes Lucrecia Yudati y Fernando Pengsawath. El otro ocurrió en la ruta provincial 6 en Santa Fe: dos efectivos de la Gendarmería nacional heridos.

La travesía de los forajidos fue una cadena incierta de delitos, robos menores y hurtos. Las cuatro fuerzas de seguridad federales de seguridad – policía federal, gendarmería, prefectura y policía de seguridad aeroportuaria, la bonaerense, los medios, los abogados que no eran abogados, los místicos de la oportunidad y los testigos falsos armaron sus propias aventuras.

El primero en caer fue Martín Lanatta en Cayasta, localidad que desde su página de turismo tituló: “Cayasta, un lugar que atrapa”. Lo encontraron herido y golpeado, pero solo. 1 de 3 para todos, menos para Bullrich y Macri que salieron a festejar la captura de todos.

Dos días después, en Garay, las tropas de operaciones especiales de la policía de Santa Fe capturaron a su hermano y Schilachi.

El borde rojo de las placas era lo único que no tenía desprecio por la perspectiva. El papelón de la fuga terminó pero el juego del miedo no: desde 2013 se fugaron más de 1300 presos del servicio penitenciario bonaerense, 390 escaparon de penales de régimen semiabierto, 920 no regresaron a prisión tras participar de alguna actividad extra muro con permiso, como una salida transitoria. Martín y Cristian Lanatta y Victor Schillaci permanecen en una celda buzón de máxima seguridad en Ezeiza. Encerrados 23 horas por día. Los sacan unos minutos a una especie de patio interno, techado. Sin contacto con nadie.

La placa final rezaba: "Final feliz: los tres acabaron adentro". 

Ver más productos

Día del niño con historia

Día del niño con historia

Eva Duarte: la biografía definitiva

Eva Duarte: la biografía definitiva

Día del niño: regalos solidarios

Día del niño: regalos solidarios

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

Ver más productos