El ex sacerdote Carlos Eduardo José fue absuelto hoy por la Justicia tras haber sido acusado de abusar de una adolescente durante nueve años.

El Tribunal Oral Criminal número 2 de San Martín, integrado por los jueces Raúl Luchelli Ramos y Mónica María Carreira, dio a conocer el fallo este mediodía tras considerar que el delito estaba prescripto.

El dictamen causó indignación en varios de los asistentes al juicio, entre ellos la joven que había denunciado al cura.

"La Justicia es cómplice. Abusó de mí de los 12 y a los 21 años. A mí no me importa, porque no va a volver a abusar de mí. Pero sí va a abusar de otra nena", afirmó Mailín Gobbo, la denunciante del ex sacerdote.

Y se preguntó ante la prensa: "¿Cómo dejan libre a alguien que corrompe a los niños? Esto es violencia".

El religioso católico fue enjuiciado por, presuntamente, abusar entre 1999 y 2008 de Gobbo cuando era alumna del colegio parroquial Instituto San José Obrero, en Caseros, un establecimiento donde se desempeñaba como director.

Sin embargo, Gobbo recién pudo contar todo cuando tenía 20 años. “Yo no hice nada, ella era cariñosa conmigo”, respondió el ex cura cuando la familia de la joven, de la que era amigo, le preguntó sobre los hechos.

Los padres de Gobbo denunciaron el hecho en el Obispado de San Martín, mientras que la joven hizo lo mismo, varios años después, en la Comisaría de la Mujer de Tres de Febrero.

José fue detenido en julio de 2017 tras estar prófugo durante una semana. Por ese motivo, llegó al juicio oral encarcelado.

El ex cura había sido imputado por el delito de "abuso sexual gravemente ultrajante triplemente agravado".

La querella y la fiscalía habían solicitado una pena de 20 años de prisión, mientras que la defensa había solicitado la prescripción de la causa o la absolución.

Por lo menos otras tres mujeres denunciaron a José por abusos y aguardan que la Justicia resuelva si las causas prescribieron o pueden avanzar hacia el juicio oral.

Ver comentarios