Un hombre de 51 años fue condenado a tres años de prisión condicional por haber abusado sexualmente de su pequeña hija en su casa de la localidad bonaerense de El Jagüel, partido de Esteban Echeverría, y recibió el beneficio de una insólita probation: deberá donar 10 litros de leche por año a una escuela o comedor comunitario de su zona.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora, encabezado por la jueza Susana Silvestrini, que consideró culpable al hombre del delito de “abuso sexual agravado por el vínculo”.

Los magistrados dispusieron una prohibición de contacto con la víctima, sin la presencia de la madre, una de las impulsoras de la denuncia que terminó con la condena del hombre.

Los ataques contra la menor, quien en la actualidad tiene 12 años, ocurrieron entre 2012 y 2013, cuando el condenado tenía 42 años y su hija, 3.

Mónica Galván, miembro de la Red Provincial por Mujeres Libres de Violencias, repudió la condena. La integrante de la organización que acompañó el reclamo de la madre de la víctima, en diálogo con ElDiarioSur.com, sostuvo: "Este fallo de la Justicia es aberrante, ofensivo. Es completamente vergonzoso y muestra mucha falta de perspectiva". 

La sentencia no podrá ser apelada. Pero, poco después del fallo, la hermana mayor de la víctima denunció que el degenerado también había abusado de ella hace unos años.

Si esa nueva causa avanza, la Justicia deberá rever la situación procesal del hombre de 51 años.

La segunda denunciante es la hijastra del depravado, con quien convivió durante años cuando el abusador estuvo en pareja con su madre. 

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy