El regimiento donde se produjeron los hechos.

Un alto jefe militar fue denunciado por hostigamiento y presunto acoso sexual hacia una soldado voluntaria de 22 años, en el Regimiento de Caballería de Exploración 3 con asiento en Esquel. La joven se presentó en la Comisaría de la Mujer, del barrio Malvinas, para dejar constancia del hecho.

De acuerdo a lo que publicó el diario Jornada, el domingo declaró un grupo de voluntarias del Regimiento cordillerano, y varias son las chicas que habrían sufrido acoso por parte de este superior denunciado.

Dicha declaración la efectuaron ante un Oficial enviado de la IX Brigada Mecanizada de Comodoro Rivadavia, de la que depende el 3 de Fierro como se la conoce a la Unidad de Esquel. En ese trámite estuvieron presentes abogados de la fuerza.

El Oficial, vendría persiguiendo en su trabajo a la soldado, que se desempeña en el Casino de la Unidad. Lo que hacía el militar, de acuerdo a la denuncia que se tramitó en la Comisaría de la Mujer, era aprovechar cuando la joven estaba sola en el Casino, y comenzaba a acosarla con insinuaciones, y amenazas de consecuencias a las que se debería atener de no acceder a su propuesta sexual.

La denunciante declaró que en todo momento le transmitió la negativa, y como represalia el hombre empezó a maltratarla delante de sus compañeros, lo que se interpretaría como una medida ante el rechazo a sus sugerencias de bajos instintos.

En el combo de propuestas que le habría hecho el alto Jefe del Regimiento, a cambio de sexo, habría estado la de ascenso, y para presionar a la voluntaria, le habría advertido que sabía bien cómo trata él a quienes se llevan mal con él.

Por lo que señalaron otras fuentes, la denuncia de la joven data de por lo menos diez días atrás, y recién se filtró de manera pública sobre el fin de semana. El caso, ya estaría en el despacho de la Fiscal María Bottini, dato que hasta ayer no había trascendido.

Reza en la presentación que realizó en la Comisaría de la Mujer de Esquel, que la soldado tiene problemas de salud que se fueron agravando a partir del episodio que le tocó vivir con quien sería un alto jefe del Regimiento, a punto tal que estaría con una afección cardíaca, que no le permitiría ciertas tareas. Pero, su superior la obligaba a participar en formaciones.