Se llama Emanuel Ioselli y tiene 27 años, pero todos lo conocen como Camus Hacker. Detrás de ese seudónimo se esconde el joven que extorsionó a personajes de la farándula amenazando publicar videos íntimos y que hasta dio notas televisivas jactándose de sus habilidades para invadir la privacidad de los famosos.

Lucía Celasco (nieta de Susana Giménez), Sofía Clérici, Annalisa Santi y la humorista Fátima Florez fueron algunas de sus víctimas. Varias de ellas denunciaron a Camus Hacker por extorsión y amenazas y hasta pagaron dinero para evitar la difusión de los videos. Algunas de esas filmaciones, de todas maneras, llegaron a las redes sociales y a sitios triple X de Internet.

Ahora, Camus Hacker, detenido en el penal de Ezeiza, se enfrenta a un juicio por trata de personas y pornografía infantil. La fiscal Gabriela Baigún lo acusa de haber montado una estructura dedicada a reclutar menores de edad y adolescentes en situación de vulnerabilidad y someterlas a la producción de materiales de representación sexual para su posterior distribución, venta y publicación.

Junto con él, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 6 también considerará la situación de Gastón Rubén Favale (45), con quien actuaba en conjunto. Según la acusación, Favale e Ioselli se contactaban con las víctimas a través de redes sociales para ofrecerles modelar a cambio de dinero. Luego instrumentaban "sesiones" de fotografía con las víctimas en el interior de un hotel alojamiento.

Se cree que esas imágenes y videos eran subidos a una red de pornografía. En un allanamiento realizado en junio de 2018 fueron secuestrados computadoras, notebooks,  celulares, cámaras de filmación y de fotografías, entre otros elementos.

La Justicia cree que ambos trabajaban en conjunto y se repartían las tareas. Ioselli era el que captaba a las víctimas, en boliches bailables o a través de las redes sociales. Por lo general buscaba en chicas de sectores sociales vulnerables, a las que prometía ayuda económica, obsequios de celulares o indumentaria. Favale se encargaba de las filmaciones y la producción de los videos.

La situación de ambos tiene aristas que los complican. Camus Hacker ya acarreaba una pena de tres años de prisión en suspenso, por "extorsión en concurso real con amenazas coactivas", en el expediente que investigaba la difusión de fotos íntimas de figuras del ambiente artístico. Favale, de profesión informático, tiene una acusación adicional: haber violado a una de las chicas (menor de edad) en una de las sesiones de fotos.

El juicio empezó este miércoles, aunque Ioselli no pudo asistir ni siquiera por Zoom: está aislado en el penal, por haber tenido contacto estrecho con una persona enferma de coronavirus. Su situación, dicen en fuentes judiciales, es más que comprometida.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos