Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

El cadáver salvajemente baleado de un joven de alrededor de 25 años apareció abandonado, en la vía pública, en un cruento y misterioso suceso que se registró hoy en la localidad bonaerense de Villa Centenario, en el partido de Lomas de Zamora. La justicia procuran establecer tanto los móviles del crimen como el paradero de los responsables del tremendo asesinato, que se sospecha habrían actuado por venganza y que habrían tratado de simular un accidente ferroviario.

Al respecto, los voceros revelaron a cronica.com.ar que el macabro hallazgo se produjo a las 7:10 cuando, a raíz de un llamado al número telefónico de emergencias 911, los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Lomas de Zamora arribaron al cruce de avenida General Juan Facundo Quiroga y las vías del Ferrocarril General Julio Argentino Roca, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial, donde vieron el cuerpo sin vida del muchacho.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la infortunada víctima, que yacía ensangrentada sobre los rieles, presentaba heridas de arma de fuego.

Versiones obtenidas en esa humilde zona sostienen que habría sido una consternada mujer, que tras escuchar las detonaciones causadas por estos disparos, la persona que avisó urgentemente de lo ocurrido por teléfono a los servidores públicos.

Pesquisas policiales pertenecientes a la comisaría de Villa Centenario (7ª de Lomas de Zamora), con los datos aportados por la gente del barrio, realizaron ayer diferentes procedimientos en el vecindario con el objetivo de establecer el paradero de los responsables del ilícito.

Se cree que estos agresores habrían actuado por venganza y como epílogo de una acalorada reyerta que ocurrió en la vía pública.

Mientras tanto los investigadores de la mencionada seccional estiman que el fatal altercado entre los sujetos habría comenzado a raíz de viejas diferencias barriales y que el joven conocía a los victimarios, quienes, tras consumar el asesinato, resolvieron dejar abandonado al muchacho en las vías, para de esta manera fingir un accidente ferroviario, ya que pretendían que el cuerpo fuera destrozado por las ruedas de un convoy.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada "Homicidio", los funcionarios correspondientes al departamento judicial de Lomas de Zamora.